tribunales

Acepta dos años y medio de cárcel por estafar a 47 hombres que aspiraban a prostituirse

La acusada les cobró una cuota para facilitarles contactos sexuales con mujeres, pero nunca cumplió el acuerdo. Los perjudicados, repartidos por toda España, buscaban obtener altos ingresos

La principal acusada de la estafa, este lunes en la Audiencia Provincial de Zaragoza.
Oliver Duch

Dolores Toro González, acusada de organizar una trama para engañar a hombres dispuestos a prostituirse con mujeres adineradas, admitió este lunes que todo el montaje fue una estafa elaborada con el único propósito de enriquecerse. 

La principal encausada, que se enfrentaba a una condena de catorce años de prisión –seis por estafa, seis por blanqueo de capitales y dos por pertenencia a grupo criminal– vio reducida considerablemente la pena hasta dos años y medio de prisión.

La rebaja fue posible por el acuerdo alcanzado por la Fiscalía con las defensas de todos los acusados, ocho en total, entre ellas la de Dolores Toro. Así, la representante del Ministerio Público se avino a retirar el delito de blanqueo de capitales y a aplicar la atenuante de reparación del daño, después de que los imputados adelantaran parte de las indemnizaciones a las víctimas. De esta forma, las peticiones de condena disminuyeron de manera sustancial.

El juicio estaba previsto que se celebrara a lo largo de toda la semana en la Audiencia Provincial, dado el elevado número de perjudicados que estaban citados para ser interrogadas. Pero, tras el acuerdo alcanzado no tendrán que comparecer.

La trama se descubrió a raíz de la denuncia interpuesta en 2013 en Zaragoza por un hombre que aseguraba que había pagado 3.450 euros por anunciarse en una publicación de contactos y no había obtenido las contraprestaciones acordadas. 

La investigación reveló que este zaragozano no era sino uno más del medio centenar, al menos, de varones que habían respondido a anuncios en prensa escrita del siguiente tenor: "Urge caballeros para encuentros. Ingresos altos. Discreción".

Quienes contestaron a esta solicitud fueron atendidos por Dolores Toro González, residente en Torremolinos, y administradora de la sociedad mercantil Proyectos Macril S. L. Esta firma le servía de pantalla para dar apariencia legal a los contratos que firmaba con los interesados. 

En ellos, a cambio de 250 euros iniciales, se comprometía a incluirlos en una lista de contactos con mujeres. Después, solía pedirles cantidades más elevadas para situarlos en la zona ‘VIP’ y tener mejores oportunidades. El nombre de la página web era ‘encuentrosinolvidables.com’, pero ninguno de ellos llegó a tener jamas una cita.

Para llevar a cabo la estafa, que en total ascendió a 104.842 euros, Dolores Toro contaba con la colaboración estrecha de Mario Javier Rodríguez, que se conformó con una pena de dos años y tres meses de prisión, y su pareja, Mariana Andrea Parra, que será condenada a dos años de cárcel. Entre los dos adelantaron 2.500 euros de responsabilidad civil.

Entre los tres tejieron una red de ‘muleros’ o ‘firmones’ compuesta por personas con muy escasos recursos, algunas de las cuales vivían en la calle. Es el caso de Josefa R. B., la cual mendigaba en Barcelona y lleva tres meses en prisión provisional por estos hechos, tras haber sido detenida por otra causa.

Esta persona, asistida por la letrada María José Martínez Sancho, aceptó una pena de seis meses de prisión. El acusado Víctor Manuel M. G., defendido por el abogado Jordi Jara, será condenado a tres meses, al haber abonado 40 euros que le reclamaban de responsabilidad civil.

Mientras, Emo Fernel B. F., representado por la abogada Carmen Sánchez, vio rebajada de cuatro años a uno su petición de pena, lo que aceptó. Otras dos acusadas, Leidy Johana M. V. y su hermana Luz Adriana M. V., se conformaron con seis meses de cárcel.

Etiquetas