Una decena de colegios de Zaragoza siguen sin fisioterapeuta a mitad de curso

El retraso en la contratación de estos especialistas afecta a varios centros de educación especial de Zaragoza, como el Ángel Riviere, el Jean Piaget o el Parque de Europa de Utebo, pero también a la escuela rural. Las familias afectadas denuncian que cada semana que pasan sin terapia "es un paso hacia atrás" para estos niños.

En el colegio Luis García Sainz, de Fuentes de Ebro, Lucas (en la imagen) y otros dos niños con discapacidad llevan cinco meses sin contar con la plaza de fisioterapeuta que tiene asignado el centro. Según ha informado la directora, está previsto que se i
Fotografía facilitada por Teresa López (madre de Lucas)

Al menos 14 colegios de Aragón siguen sin contar con el profesional de fisioterapia y de enfermería que tenían asignado desde que comenzaran las clases hace ya seis meses. Así lo denuncian fuentes del sindicato de enfermería Satse, y lo confirman desde varios centros de Zaragoza consultados que se han visto afectados por estas demoras en la contratación. 

Según ha podido saber Heraldo.es, al término de la semana pasada seguía habiendo plazas de fisioterapeuta sin cubrir en al menos diez colegios de la provincia de Zaragoza, como el Colegio de Educación Especial Jean Pieaget, el CPEE Ángel Riviere, el CP San Braulio (donde hay aulas creadas de educación especial), el CEIP Parque Europa de Utebo (calificado como preferente motórico), el CEIP Augusta Bílbilis de Catalayud, el CEIP Compromiso de Caspe, el CEIP Campo de Borja, el CEIP Gil Tarín de La Muela, el CP San Roque de María de Huerva y el CEIP Luis García Sáinz de Fuentes de Ebro.

"Es increíble que, tanto en colegio ordinario como en colegio motórico preferente o en educación especial, esté pasando esto con los fisios, porque estas terapias son un derecho que les corresponde a nuestros hijos. Cada semana que no reciben este tratamiento es un paso hacia atrás que vamos", lamenta Teresa López, la madre de uno de los tres niños con discapacidad que hay escolarizados en la escuela rural de Fuentes, donde está previsto que se incorpore finalmente un fisioterapeuta este miércoles.

Hasta la fecha, el Ayuntamiento de Fuentes se ha volcado con esta familia y le ha hecho un hueco a Lucas en los servicios sociales del consistorio, pero la solución -reiteran desde el centro- pasa por la reincorporación de este profesional al colegio. "Estos niños necesitan mucho más de lo que simplemente la seguridad social les da. Yo tengo la suerte de que mi hijo está bastante bien, pero hemos empleado mucho tiempo y dinero para que acuda a todas las terapias que le sean posibles y pueda estar hoy como está. Tener un fisioterapeuta en el cole es muy importante para ellos porque así no salen de su entorno escolar", defiende esta mamá.

Faltan enfermeros en al menos cuatro colegios

El problema de la falta de profesionales se extiende también a otros tres colegios de la provincia de Zaragoza que, a mediados de febrero, siguen sin tener cubierta la plaza de enfermera que les fue adjudicada al inicio del curso escolar. Así ocurre en el CEIP Mariano Gaspar Remiro de Rodanas, en el CEIP Moncayo-Tarazona y en el CEIP San Braulio de Zaragoza. 

"Desde que comenzaron las clases han pasado ya seis meses, y los alumnos con alguna patología o enfermedad siguen necesitando estos profesionales, algo que se reconoció claramente a la hora de otorgarles esa ayuda que todavía no se ha materializado. Este retraso incumple los objetivos de la escuela inclusiva, que debe promover el desarrollo de capacidades para que el alumnado pueda participar e integrarse en su medio así como favorecer la igualdad de oportunidades proporcionando una educación personalizada", defiende Pilar Yagüe, fisioterapeuta y representante sindical de Satse.

En un comunicado enviado a los medios, fuentes de este sindicato alegan que "muchas familias tienen verdaderos problemas para escolarizar a sus hijos", niños que tienen algún problema neuromuscular y que requieren de la ayuda constante de un fisioterapeuta para que le realice adaptaciones posturales o terapias que le permitan mantener su capacidad motriz. "Sin esos ejercicios muchos niños empeorarían, requerirían interveciones quirúrgicas o incluso ingreso hospitalario, en el caso de aquellos que precisan fisioterapia respiratoria. Hay también otras patologías como la diabetes que precisan controles glucémicos, y si no hay enfermera en los coles son los propios padres los que se encargan de esos controles, con lo que supone para la conciliación laboral de estas familias estar pendientes de acudir al centro escolar cada día, y en algunas ocasiones varias veces por jornada", recalca Yagüe.

Soluciones de urgencia

La contratación del personal no docente depende del área de Función Pública (del Departamento de Hacienda), si bien fuentes del departamento de Educación adelantan que se han buscado ya "fórmulas" para solucionar este problema y que los profesionales señalados comiencen a llegar a los centros "en breve". 

Algunas de estas fórmulas son la contratación a través de empresas privadas (externalizando así este servicio a mitad de curso) o recurriendo a la bolsa de empleo del Inaem, "soluciones de urgencia" que, a juicio de los sindicatos, no van a acabar con este problema si no se presupuestan adecuadamente estas contrataciones.

Para Satse y Csif, la solución pasa por convocar oposiciones en Aragón y crear el 100% de las plazas de fisioterapeutas y enfermeros que precisan estos colegios, elaborando a su vez un procotolo de colaboración entre el Salud y Educación que agilice estas contrataciones y elimine "toda la burocracia" que entorpece el proceso. 

"El Gobierno de Aragón tiene que establecer sus propios mecanismos internos para que sea Educación quien autogestione y resuelva de forma inmediata este problema, con la misma solvencia que se resuelve la lista de interinos en el ámbito educativo, un sector en el que constantemente hay sustituciones", concluyen desde Csif.  

Etiquetas