Reducen la condena a tres traficantes de Ejea de 30 a 9 años de cárcel

Los acusados admitieron los hechos y el fiscal accedió a rebajar la pena aplicando la atenuante de drogadicción. 

El juicio se celebró en la Audiencia de Zaragoza.
Pixabay

La Audiencia de Zaragoza sentó recientemente en el banquillo de los acusados a tres vecinos de Ejea de los Caballeros, Juan Antonio Jiménez y los hermanos Alberto y Carlos Rodríguez para los que la Fiscalía pedía inicialmente un total de 30 años de cárcel y 210.000 euros en multas por su condición de traficantes de droga: principalmente, anfetaminas y cannabis.

Sin embargo, la defensa, a cargo del letrado José Cabrejas, alcanzó un pacto previo al juicio que permitirá a los acusados ver reducidas sensiblemente sus penas, ya que estas se han fijado en nueve años y medio de prisión y 15.000 euros en multas.

Los hechos por los que fueron detenidos los tres vecinos de las Cinco Villas y que han mantenido a dos de ellos –Juan Antonio Jiménez y Alberto Rodríguez– cerca de un año en prisión provisional se produjeron entre septiembre y noviembre de 2016. Tras una serie de pesquisas, seguimientos y escuchas telefónicas, la Guardia Civil llegó a la conclusión de que los tres habían hecho del tráfico de drogas su modus vivendi a través de una organización delictiva en la que cada uno desempeñaba un rol.

Concretamente, Alberto Rodríguez era la persona de confianza de Juan Antonio Jiménez, líder del grupo, y llevaba a cabo las tareas que le asignaba y que incluían desde conducir el vehículo para recoger las drogas, almacenarlas en su propio domicilio, recaudar las deudas de los consumidores y distribuirlas entre ellos. En cuanto a Carlos Rodríguez, el fiscal mantenía que hacía las mismas tareas que su hermano cuando este no estaba disponible.

En noviembre de 2016, la Unidad de Drogas y Crimen Organizado de la Policía de Navarra, después de varias semanas de investigación, registró los domicilios en Ejea de los Caballeros de los tres acusados y en todos encontraron drogas en distintas cantidades.

Donde menos hallaron fue en casa del líder del grupo, Juan Antonio Jiménez, en la que se incautaron de cinco gramos de anfetamina y 132 de cannabis. En las viviendas de los dos hermanos había 349 gramos de anfetamina y 754 de cannabis. En otro piso utilizado por Jiménez en Zaragoza se localizaron 28 gramos de cannabis y dos de anfetamina. El valor total de la droga ascendió a 19.248 euros.

Para el representante del Ministerio Público estos hechos constituían un delito de tráfico de drogas en su modalidad agravada por integrar una organización criminal. Por esa razón, solicitaba para el principal encausado una condena de 12 años y un día de prisión y multa de 70.000 euros, mientras que a los dos hermanos se la fijaba en 9 años para cada uno y similar multa.

No obstante, tras llegar a un acuerdo con el abogado de los tres acusados, José Cabrejas, que planteó que concurría la atenuante de drogadicción, el fiscal accedió a rebajar las penas y dejarlas en 4 años para Juan Antonio Jiménez y tres para Alberto Rodríguez por tráfico de drogas, más seis meses a cada uno por pertenencia a grupo criminal y 5.000 euros de multa.

En cuanto a Carlos Rodriguez, la dejó en un año por complicidad en el delito contra la salud pública, seis meses por integrar la organización criminal y multa de 5.000 euros. Los tres procesados reconocieron los hechos durante la vista oral, lo que facilitó el pacto. 

Consulta más sucesos en Zaragoza.  

Etiquetas