Malestar en los clubes de fútbol por un cuestionario "político" enviado por ZEC

El Ayuntamiento pidió que definieran cómo puede influir el "marco político" en la marcha de las entidades deportivas. El gobierno admite que la expresión no es acertada, dice que el documento era orientativo y niega intenciones políticas

Imagen del campo de fútbol de Santa Isabel.
Toni Galán

Malestar en los clubes zaragozanos de fútbol base que regentan los 28 campos municipales. El motivo es la información que les ha requerido el Ayuntamiento para poder acceder al nuevo contrato de cesión de estas instalaciones deportivas. Entre otras cuestiones, el Consistorio interroga a las entidades por cómo creen que puede influir el "marco político" en sus previsiones sobre el devenir del club.

Este punto ha generado muchas dudas, quejas y un revuelo importante entre varios presidentes de equipos, que creen que se puede interpretar como un cuestionario "político". Desde el área de Deportes del Ayuntamiento lo niegan. Admiten que la expresión "quizá no es la más adecuada", niegan cualquier tipo de contenido político en el cuestionario y afirman que lo que quieren saber es cómo les puede afectar a los clubes "el marco normativo" que se establezca desde el Ayuntamiento y desde el resto de administraciones.

Este documento se incluyó dentro de los requerimientos que el Ayuntamiento ha hecho a las entidades para que puedan acceder al contrato de cesión de los campos de fútbol por cuatro años iniciales, más otros cuatro prorrogables. Ante las dudas de algunos directivos sobre qué información debían enviar al Consistorio, el área de Deportes les facilitó un cuestionario tipo en el que se podían basar para explicar su modelo de proyecto.

El documento consta de nueve puntos, entre ellos un diagnóstico del club, unos objetivos, actividades, plan de mantenimiento de las instalaciones... En el primero de ellos, piden que se haga un "diagnóstico externo" de la entidad y, entre otros asuntos, se pregunta por "el marco político: previsiones políticas que influyan en la marcha del club, subvenciones, formación de técnicos, ayudas a competiciones, etc".

"La idea es hacer una reunión con todos los clubes y contestar al Consistorio a este documento de manera conjunta. No podemos entrar a valorar temas políticos ni sociológicos. Esto no lo pueden mandar así reflejado en un modelo que hay que presentar", señala Ángel de Miguel, presidente del CD Oliver y portavoz de los equipos en muchos momentos de la negociación del modelo de contrato de cesión de los campos de fútbol municipales.

El concejal de Deportes, Pablo Híjar, aseguró ayer que desconocía el contenido de este cuestionario, descartó que haya en él ningún tipo de intencionalidad política e insistió en que se trataba de una orientación para los clubes. "Algunos nos han mandado su propia memoria sin tener en cuenta este documento, y está perfectamente bien, no pasa nada", señaló. "No es una directriz que tengan que seguir obligatoriamente", añadió. Híjar admitió que la expresión "marco político" puede ser "malinterpretada", y señaló que "la pregunta más correcta sería cómo les puede afectar el marco normativo".

Este nuevo modelo de contrato de cesión de los campos municipales, que en la actualidad está a precario, es fruto de un arduo proceso de negociación entre la concejalía de Deportes y los clubes. Concluyó con acuerdo tras muchas deliberaciones y no pocas voces discordantes, que comentaban que era un modelo exclusivamente recaudatorio y que para nada avalaba el trabajo social que llevan a cabo las entidades con la juventud y la infancia.

Los equipos, que hasta ahora pagaban algo testimonial por el uso de los campos al Consistorio, tendrán que abonar 3.000 euros por un campo de fútbol 11 y 1.600 más si tienen otro de fútbol 7, aunque se podrán desgravar de estos pagos conceptos como el mantenimiento o las obras.

Etiquetas