'Zaragoza Ciudad Acogedora' aloja 22 demandantes de asilo desde agosto

En total son 835 personas refugiadas en Zaragoza, que, según Luisa Broto, sigue siendo una ciudad con "espíritu de acogida" y "cultura de paz". 

Luisa Broto, ayer, en la comisión de Derechos Sociales.
Aránzazu Navarro

El programa 'Zaragoza Ciudad Acogedora' ha conseguido alojar desde su puesta en marcha el pasado mes de agosto a un total de 22 demandantes de asilo en dos pisos de la sociedad municipal Zaragoza Vivienda, que tienen en común que están pendientes de atención por el Programa de Acogida nacional.

Estas dos viviendas pueden acoger a entre 10 y 12 personas al mismo tiempo, aunque el Ayuntamiento también cuenta con alojamientos alternativos como los módulos familiares del Albergue municipal para casos de emergencia, ha indicado en rueda de prensa la consejera de Derechos Sociales, Luisa Broto.

Además de facilitar el acceso a la vivienda, las personas que forman parte de 'Zaragoza Ciudad Acogedora' reciben atención social en la Casa de las Culturas, donde se pone a su disposición asesoría jurídica, intérpretes, mediadores o ayudas para alimentación, ropa o gestión del padrón.

La Casa de las Culturas ha atendido a un total de 286 solicitantes de asilo, procedentes principalmente de países como Nicaragua, Venezuela, El Salvador, Colombia o Ucrania, de los que 44 son menores.

Broto ha subrayado que con este programa la capital aragonesa muestra su voluntad de seguir siendo una ciudad "acogedora" y "de refugio".

En cuanto a la cifra total de refugiados en Zaragoza, los ha situado en torno a las 835 personas, todas ellas incluidas en el programa nacional.

Por otro lado, la consejera ha anunciado el regreso por tercer año consecutivo de la campaña 'Migrar es un derecho', que pone en marcha el Consistorio junto con la Federación Aragonesa de Solidaridad (FAS) y la Plataforma contra el Racismo desde 2016.

Su objetivo es concienciar sobre la situación y los derechos de las personas migrantes y poner en valor este derecho fundamental de las personas a nivel mundial.

En 2016 se centró en poner luz sobre los itinerarios, condiciones de los trayectos y la acogida a los migrantes, mientras que el año pasado puso el foco sobre las causas, como la persecución política, religiosa o por orientación sexual.

En esta nueva edición se amplía el foco y se centra en que el refugio se consolida como derecho cuando se tiene un sitio donde ser acogido, que son las ciudades.

Por último, Broto ha informado de que el alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, ha firmado la Declaración de Marrakech, que se ha presentado en el V Foro de alcaldes y alcaldesas sobre Movilidad Humana, Migración y Desarrollo.

La declaración 'Ciudades trabajando juntas por los Migrantes y los Refugiados' se refiere en particular a las contribuciones de los gobiernos locales y regionales a los objetivos del Pacto Mundial para las Migraciones.

Estos objetivos son reducir la vulnerabilidades, proporcionar un acceso seguro a los servicios esenciales, empoderar a los migrantes y a las sociedades para lograr la plena inclusión y cohesión social, así como eliminar todas las formas de discriminación y promover un discurso público basado en datos empíricos para configurar las percepciones de la migración.

La vicealcaldesa Broto ha recalcado que, pese a que el "foco" se coloque últimamente en los discursos xenófobos, después de la irrupción de la extrema derecha en las elecciones andaluzas, Zaragoza sigue siendo una ciudad con "espíritu de acogida" y "cultura de paz".

Etiquetas