'Patxi' Cantera: "De haber conseguido el Parking Norte, aún sería presidente"

El dirigente de la federación de peñas de Zaragoza en la última década recuerda que deja las cuentas saneadas y descarta ser parte de nuevas candidaturas.

'Patxi' Cantera: "De haber conseguido el Parking Norte, aún sería presidente"
Aránzazu Navarro

¿Tras una década en el cargo, cómo ha sido su primer día fuera de la junta directiva?

Básicamente atender a los medios de comunicación. No he sentido nada especial, soy el mismo, solo es una etapa que se cierra.

¿Ha recibido muchos mensajes?

Y tanto, y varios muy sentidos que agradezco muchísimo.

¿Alguno que quiera destacar?

Claro, por ejemplo el de Carmen Blasco, de Zaragoza Cultural. Hemos tenido encontronazos gordos pero luego siempre hemos conservado la amistad, pese a todo.

14 de las 15 peñas le retiraron su apoyo. ¿Esperaba un resultado tan abultado?

Sí, estaba previsto.

¿Ha sido injusto o asume que era necesaria una renovación?

No se trata de justicia. Tengo claro que el presidente es la cabeza visible y cuando las cosas van mal es la primera que rueda.

¿Ha pesado más quedarse sin un recinto propio en las fiestas o la escisión de 11 peñas?

Estoy convencido de que ha sido el pabellón, con el Parking Norte aún sería presidente. Tener un espacio propio es muy importante para nosotros, es nuestro punto de encuentro. Pero no voy a intentar justificar nada. Tengo la conciencia muy tranquila, se hizo todo lo posible.

Al margen de la escisión, en los últimos años ha descendido el número de peñistas. ¿Hay menos cantera o más desencantados?

No tengo esa sensación, pero sí hay que ser realista. Han sido años difíciles, hemos vivido una crisis, ha habido problemas con el pabellón, la gente es más selectiva... La economía en general no es la misma y de lo primero que te recortas es de lo festivo.

¿En qué ha cambiado Interpeñas durante su mandato?

Cuando cogí la federación estaba arruinada literalmente. Teníamos una oficina de 70 metros y ahora un auditorio de 1.100 m2 y 200.000 euros en caja. Además, las fiestas de primavera ahora duran 4 días, viajamos a Teruel y Logroño, tenemos nocheviejas...

Pese a su aportación a la ciudad, Interpeñas ha tenido que luchar cada año por un recinto. ¿Se han sentido maltratados?

Cada vez que hemos levantado un pabellón ha aparecido alguien a decir que lo hace mejor, algo muy aragonés. Pero lo han levantado la gente del pueblo, de la calle, nosotros no somos profesionales.

¿Con qué político ha conectado mejor para negociar?

Con Juan Alberto Belloch. Siempre hemos hablado a calzón bajado, sin cortapisas. Luego, en el periodo con Jerónimo Blasco se estropeó la relación, pero el alcalde siempre fue cercano.

¿Y con el actual concejal de Cultura, Fernando Rivarés?

Nunca seríamos amigos.

¿Puede Interpeñas tener su pabellón y obtener ingresos sin que suponga un trato de favor frente a otros empresarios?

Yo creo que eso lo he dejado, el pleno del Ayuntamiento lo aprobó por unanimidad. Pero no hay que confundir las cosas. No es ánimo de lucro cuando ese dinero se utiliza para subsistir el resto del año y se revierte en actividades en la ciudad. Lógicamente hay un beneficio pero para luego sostener a Interpeñas, algo pasa con la Federación de Barrios, con Aspanoa… con todas las asociaciones.

El pleno les prometió un recinto para 2019, pero cuentan con sus propios acuerdos privados.

De seguir en el cargo, estoy seguro de que lo habríamos solucionado, no sé el que venga ahora.

¿Sabe ya cuántos candidatos se van a presentar?

No lo sé, pero no creo que haya muchos. Desde la barrera todo se ve muy bien, pero luego hay que dar el paso.

¿Irá en el equipo de alguna candidatura?

No, para nada. Si me piden un apoyo público, mi puerta nunca está cerrada... para casi nadie.

¿Cuáles serán los principales retos de la nueva junta?

Lo irán viendo, no soy profesor y no voy a enseñar a nadie nada, pero hay que tomar decisiones, y algunas no son políticamente correctas. Si te tiembla la mano, te darás cuenta de que te has equivocado.

¿Le gustaría que todas las peñas de la ciudad volvieran a integrar una única federación?

La división de Interpeñas ya pasó hace años. Las que se fueron volvieron al tiempo pero no sin un pago a cuenta. Sus directivos tuvieron que renunciar a formar parte de la junta y pagaron una sanción económica. Que ahora regresen por arte de ‘birlibirloque’ sería un agravio hacia las que en su momento pasaron por aquello.

¿El retorno es más posible con su salida?

No lo sé, pero sobre todo me gustaría que asuman las decisiones que toman.

Y a partir de ahora, ¿qué?

Disfrutar de mi hija, no he estado todo lo que debería con ella. Y cuando una puerta se cierra otra se abre.

Etiquetas