Varias instalaciones deportivas municipales abren cada día sin personal propio

Los trabajadores critican que la falta de plantilla obliga a dar las llaves a los usuarios para que accedan sin control.

Un trabajador del centro deportivo municipal del Actur
José Miguel Marco

Varias instalaciones deportivas municipales se están utilizando a diario sin el control de los trabajadores del Ayuntamiento de Zaragoza ante las carencias de la plantilla. Así lo aseguran los sindicatos, que advierten de que en muchos casos son los propios usuarios, principalmente profesores de Educación Física de colegios e institutos de la ciudad, los encargados de abrir las puertas.

Así ocurre en centros como los de Santa Isabel, la Bombarda, Oliver, La Cartuja, Casetas... El hecho de que los ciudadanos utilicen las instalaciones deportivas sin la presencia de funcionarios supone un "riesgo" ya que los usuarios quedan desprotegidos antes posibles situaciones de emergencia, advierten.

El motivo, denuncian, es la falta de personal en el área de Deportes del Consistorio zaragozano. "Actualmente somos 140 funcionarios y hay un déficit de 30 plazas", explica Julián Armingol, delegado sindical de CSIF. "Desde la crisis no hemos dejado de perder trabajadores, y aunque el jefe del servicio pide refuerzos, el Ayuntamiento no da respuesta", relata.

Varias instalaciones deportivas municipales abren cada día sin personal propio

Como consecuencia de estas carencias, los trabajadores lamentan el cierre de instalaciones deportivas en función del calendario de entrenamiento y competición de los equipos que las utilizan. Además, critican la "privatización" de algunos pabellones que, mediante convenios de cesión, son gestionados por las propias entidades, como ocurre con el de Santo Domingo, en el paseo de Echegaray y Caballero, en manos de la Federación Aragonesa de Baloncesto.

Ronda de partidos

Por todo ello, los trabajadores afectados mostraron su malestar en el pleno municipal celebrado el pasado viernes, donde reclamaron pancarta en mano una solución al gobierno de ZEC, en concreto al concejal de Deportes, Pablo Híjar, y al de Servicios Públicos, Alberto Cubero. La próxima semana, además, se reunirán con el resto de formaciones políticas del Consistorio para recabar su apoyo y conseguir nuevas incorporaciones a la mermada plantilla, para evitar que se dé un mal servicio a los ciudadanos.

Por su parte, fuentes del área de Servicios Públicos del Ayuntamiento reconocen que la carencia de plantilla en las instalaciones deportivas de la capital aragonesa "es crónica y se arrastra desde hace bastantes años". Eso sí, defienden que "este gobierno ha corregido en parte el déficit" de trabajadores, aunque reconocen que "todavía no suficientemente".

"Acabamos de contratar a siete personas de forma estable, lo que supone una importante corrección del problema, aunque somos conscientes de que no es suficiente", explican desde el Consistorio.

Etiquetas