El navarro Arriazu se impone al valenciano Machancoses en el concurso de ganaderías con obstáculos

Los dos prestigiosos ganaderos presentaron un lote de cinco vacas y un toro que tuvieron que enfrentarse a las citas de cuatro recortadores desde cinco obstáculos.

La mejor vaca del concurso, la 181 Anisera de Arriazu, baja de la tijera.
Jorge Vicioso

La mañana del 13 de octubre de 2018 la plaza de toros de Zaragoza ha acogido la II edición del Concurso de Ganaderías con Obstáculos, un formato taurino popular que no se daba en la Misericordia desde 2012. La organización lo había anunciado como la IV edición, pero los tres años anteriores fue solo una exhibición de Arriazu en solitario. A pesar del prestigio de las ganaderías, la plaza ha registrado un cuarto de entrada. Si el concurso hubiera incluido además a alguna ganadería aragonesa (como las de Marcén u Ozcoz) su poder de convocatoria habría sido mayor.

Los recortadores que han movido las vacas son los mejores especialistas de España, los castellonenses José Manuel González ‘Poca’, Jaume Orenga, Julio Pérez y Óscar Beltrán ‘Traquela’, que se han llevado una gran ovación al término del concurso. Los cuatro se han movido como pez en el agua en los cinco obstáculos instalados en el albero: tablado con torre, pirámide, tijera alta, tijera baja y valla baja.

El premio al mejor lote de la mañana ha correspondido a la ganadería de José Arriazu e Hijos (Ablitas, Navarra), superando en puntos a la de Fernando Machancoses (Cheste, Valencia). El galardón a la mejor vaca ha correspondido a la 181 Anisera de Arriazu y el mejor toro ha sido el 28 Calmante de Machancoses, que a pesar de tener poco más de dos años ha saltado al tablado de salida y después incluso al callejón. También ha destacado el toro 26 Emperador de Arriazu, un bonito melocotón chorreado de cinco años que ha trabajado bien todos los obstáculos instalados.

Etiquetas