Ana Belén Longares: "Si puedo con un autobús en el Pilar, puedo con todo"

"A la Ofrenda no falto, aunque sea sin dormir", dice esta conductora, que cumple una década llevando a casa a miles de zaragozanos que vuelven de juerga en las fiestas.

Ana Belén Longares conduce un autobús urbano de Zaragoza desde hace diez años
Guillermo Mestre

Como tantos zaragozanos, Ana Belén Longares (de 44 años, divorciada y con un hijo) consiguió trabajo gracias al ‘boom’ de la Expo de Zaragoza, hace ahora una década. "Estaba en un taller de confección, pero tuvo que cerrar porque, en ese sector, China se lo lleva todo, así que fui al paro y el de la oficina de empleo me ofreció ser conductora de autobús", recuerda con naturalidad, pese a que entonces supuso una sorpresa. "No había muchas mujeres -hoy tiene en Avanza 77 compañeras en una plantilla de 1.214-, y mis padres dudaban, pero ahora están muy orgullosos, igual que mi hijo o que mis primas, que me dicen: ‘¡Ole tus huevos!’", relata entre risas.

Desde entonces es conductora ambulante del autobús urbano de la capital aragonesa, es decir, no tiene una línea fija, sino que va rotando en función de las necesidades de cada día. "Es más complicado porque no tienes los automatismos de hacer siempre la misma ruta, hay que estar más centrada, pero es lo que hay", explica. Por eso no conoce tanto a la clientela, aunque "si coincides varios días en el mismo trayecto, hay quien te conoce y te saluda", admite.

Sobre todo "la gente mayor", la más propensa a entablar una conversación, e incluso a llevarle algún regalo, como caramelos, magdalenas... ¡y hasta verdura! "Un día vi que no estaba una señora que recogía en Peñaflor (línea 28) siempre a la misma hora y la esperé hasta que llegó. Al día siguiente me apareció con una mata de acelgas de su huerto", describe Ana Belén.

Durante las Fiestas del Pilar, este tipo de relación es más complicada, sobre todo porque lleva diez años haciendo el turno de noche, ese en el que tiene que llevar a sus casas a miles de zaragozanos que vuelven de juerga. "Es verdad que no hay tráfico, pero a última hora es algo estresante porque la gente sube como sube", reconoce. "Pensaba que no, pero si puedo con un autobús en el Pilar, puedo con todo", ríe orgullosa. Además, admite que "ahora hay menos problemas que hace años, se he mejorado la seguridad, la presencia policial, los inspectores en los terminales...". En este sentido -ni en ningún otro-, Longares no ha encontrado problemas por ser mujer a la hora de conducir un autobús urbano. "La convivencia con mis compañeros es normal, siempre me han ayudado, sobre todo al principio, cuando les pedía consejo". "La gente está más concienciada de que todos somos iguales -argumenta-, tenemos dos manos como todo el mundo. Aún falta un poco pero se está consiguiendo".

Volviendo a las fiestas, el sacrificio de cubrir siempre el turno de noches tiene sus costes para esta conductora. "La verdad es que las vivo muy poco, porque por el día toca dormir y descansar", lamenta. Eso sí, hay una cita a la que no falta ningún año. "Aunque vaya sin dormir, dejó el autobús, voy a casa a cambiarme y no falto a la Ofrenda", revela. Una tradición que comparte con su hijo, sus sobrinos y "una cuñada gaditana que se viste de maña".

Además, intenta impregnarse en la medida de los posible del clima festivo. "Me gustan los chiringuitos de la plaza de Los Sitios, los de Echegaray..., en general, el ambiente sano en las calles", siempre y cuando, matiza, no haya muchas aglomeraciones. "Eso es lo que peor llevo, pero es difícil de evitar". dice. En cambio, una de las mayores satisfacciones que tiene desde su puesto de trabajo se da a menudo en la semana más multitudinaria del año en Zaragoza, cuando recibe a miles de visitantes y turistas. "Somos los primeros guías turísticos de la ciudad y eso me gusta mucho. Sobre todo ocurre en la línea 34, la que va a la Estación de Delicias. Allí los que llegan de viaje te preguntan a dónde ir o qué hacer y me gusta orientarles y presumir de ciudad", concluye.

>> Volver al suplemento extraordinario del Día del Pilar

Etiquetas