Denuncia el robo de su móvil y lo detienen por cultivar marihuana y tenencia de armas

La operación que ha permitido el desmantelamiento de una plantación de marihuana en Alfajarín se inició después de que su propietario acudiera al cuartel de la localidad.

La plantación de marihuana de Alfajarín estaba en un invernadero anexo a una vivienda.
Guardia Civil

Un vecino de Alfajarín de 34 años acudió hace dos semanas a la Guardia Civil a denunciar el robo con violencia de su teléfono móvil. Lo que seguro no podía imaginar cuando acudió al cuartel es que él mismo acabaría detenido e investigado por dos delitos: uno de cultivo de marihuana y otro de tenencia ilícita de armas. 

Según ha informado la Comandancia de la Guardia Civil en Zaragoza, el pasado 14 de agosto, un hombre puso una denuncia ante la Guardia Civil de Casetas porque dos días antes le habían sustraído el teléfono móvil.

El equipo de Policía Judicial del Instituto Armado comenzó a investigar estos hechos, constitutivos de un supuesto delito de robo con violencia e intimidación, para lo que se desplazaron hasta la vivienda del denunciante, situada en Alfajarín. Desde el exterior del inmueble los agentes apreciaron un fuerte olor a marihuana que procedía de la casa y pudieron determinar que en un invernadero situado en un jardín anexo había una plantación de cannabis.

La Guardia Civil pidió un autorización judicial para realizar un registro domiciliario, que se llevó a cabo este lunes. En el invernadero los agentes encontraron 51 plantas de marihuana en distintas fases de crecimiento. También hallaron en otras estancias de la casa pequeñas cantidades de speed dispuestas en bolsas de plástico transparente, alrededor de 420 gramos de cogollos de marihuana seca, una báscula de precisión, numerosas bolsas monodosis para la distribución de la sustancia e incluso un cubo de plástico dentro del frigorífico con restos de speed.

Armas intervenidas en la vivienda de los detenidos en Alfajarín.

Además, en la casa se intervinieron un arsenal de armas reales y simuladas: desde una carabina modificada con bocacha acoplada y mira telescópica hasta dos revólver de diferente calibre pasando por una pistola antigua de dos cañones y tres pistolas simuladas. También se hallaron numerosos cartuchos de distintos calibres, munchakus y dos catanas. Tras determinar que ninguno de los dos moradores del domicilio, un hombre y una mujer, tenían las licencias preceptivas, todas ellas fueron incautadas.

Los agentes detuvieron a estos dos vecinos de Alfajarín, que están siendo investigados por un delito contra la salud pública por cultivo de droga y otro de tenencia ilícita de armas. Este martes han quedado a disposición judicial.

Etiquetas