El atracador que se subió a un tejado es el mismo que agredió con una navaja a una cajera en León XIII

El delincuente, al que se le imputan al menos seis robos, es el mismo que agredió con una navaja a una cajera en León XIII que le plantó cara hace tres semanas.

Un peligroso atracador amenazó este martes con arrojarse al vacío tras una persecución policial por la calle de Mariano Supervía que terminó en la calle de Catania. Según fuentes policiales, el hombre estaba en busca y captura por seis robos con fuerza y aunque fue arrestado por dos agentes en la calle de Félix Latassa, se zafó de estos lesionándolos y consiguió darse a la fuga. En su huida se coló en un edificio y después en un inmueble, desde el que amenazó con tirarse por el balcón. Finalmente, la Policía lo convenció para que se entregara.

Todo comenzó sobre las 10.00 en la calle de Félix Latassa cuando dos agentes de paisano de la Policía Nacional procedieron a la detención de W. K., de 32 años, que estaba siendo investigado por su presunta implicación en al menos seis robos con violencia en los últimos días en varios establecimientos comerciales de la ciudad. Aunque lograron inmovilizarlo, el hombre consiguió escapar de ellos y les lesionó en su huida. En ese momento, más agentes se sumaron a la persecución, que se llevó a cabo por las inmediaciones de la calle de Mariano Supervía y el río Huerva.

"Yo estaba hablando en la calle de Manuel Lasala cuando he visto a un hombre corriendo, que ha entrado en el portal número 26. La puerta estaba abierta porque estaban haciendo unas obras", relató Félix Vicente, un vecino de la zona que presenció todo. El fugitivo accedió a través de una ventana de ese rellano al patio de luces, que conecta varios edificios de la calle de Catania y Manuel Lasala, y se coló por la ventana de un inmueble de esta primera vía en el que no había nadie. Según fuentes policiales, se encaramó entonces al balcón de este piso –que era el primero– y amenazó con tirarse. Tras varios minutos de negociación, la Policía logró convencerlo para que no se lanzara, antes de que llegara el mediador, sobre las 11.00.

La operación fue dirigida por el grupo de Atracos de la Policía Nacional y la detención fue llevada acabo por agentes de Seguridad Ciudadana, con colaboración de la Policía Local.

Este mismo delincuente hirió a una dependienta hace casi tres semanas en la calle de León XIII. El hombre, que aprovechó que no había nadie en el interior del comercio textil, amenazó a la dependienta con un cuchillo y le exigió el dinero de la caja. La mujer le plantó cara y resultó herida.

 

Un hombre huye de la Polica y amenaza con tirarse desde un balcn en Superva

"Nos preocupaban los animales"

Por suerte, el piso donde se refugió el delincuente se encontraba vacío en el momento de los hechos. María Pilar Taboada, su propietaria, había salido con su hija a hacer unas compras cuando recibió la llamada de la Policía alertándole: "Nos han dicho que se había escondido un atracador en nuestra casa". Según relató Taboada, se asustaron sobre todo por sus animales. "Nos preocupaban el gato y el perro, no sabíamos qué podíamos encontrarnos", afirmó.

No obstante, la inquilina comprobó junto a la Policía que el huido no causó ningún daño personal en la casa. En cuanto a las ventanas por las que entró, Taboada explicó que normalmente están abiertas "porque siempre hay alguien en casa" ya que son cinco habitantes. "En 28 años es la primera vez que pasa algo así, pero voy a seguir durmiendo tranquila", añadió.

Etiquetas