Más de 1.200 asistentes celebran las bodas de oro de los colegios Montearagón y Sansueña

El acto central de este 50 aniversario sirvió para homenajear y como momento de reencuentro de las familias promotoras, directores, profesores, personal no docente y alumnos.

El auditorio del Palacio de Congresos se llenó para celebrar el 50 aniversario de los colegios Sansueña y Montearagón.
Biqubica

Más de 1.200 personas han celebrado esta tarde en el auditorio del Palacio de Congresos de Zaragoza las bodas de oro de los colegios bilingües Montearagón y Sansueña. El acto central de este 50 aniversario ha servido como momento de reencuentro y homenaje para las familias promotoras, directores, profesores, personal no docente y alumnos que han pasado por las aulas de estos centros.

La apertura del acto, a las 19.30, corrió a cargo del vicepresidente del Consejo de Administración de Fomento de Centros de Enseñanza de Aragón, Juan Yuste González de Rueda: “Todos debemos alegrarnos por estos 50 años de esfuerzo, de trabajo en común, de alegrías, de comenzar y recomenzar, que nos han ayudado personal y profesionalmente y en los que hemos tratado de contribuir a hacer una sociedad mejor”.

La gala, presentada por la periodista Gloria Frago, siguió con un vídeo de la historia en imágenes del medio siglo de vida de estos centros educativos y el agradecimiento a los padres promotores, que subieron al escenario para recoger una talla con el logo de Fomento.

Después llegó el turno de agradecimiento para los más de 120 docentes. Los dos más veteranos dedicaron unas palabras a los asistentes y, después, una foto de familia de todos ellos llenó el escenario. Tras esto, tuvo lugar el acto de graduación de los 69 alumnos de 2º de Bachillerato, a los que se les impuso la beca para la posterior foto conjunta de toda la promoción.

Los alumnos actuales dieron paso a los antiguos y se hizo la entrega de cuatro distinciones en sendas categorías. Ana María Sancho Sánchez recogió el reconocimiento a su labor investigadora; Clara Arpa Azofra, a la empresarial y solidaria; Fernando Echevarría Lamata, a la periodística, y José María Aiguabella, a su trayectoria en el mundo de la educación.

“En 1968 llegué a Montearagón, habiendo vivido en otro modelo educativo y percibí desde el primer momento una sensación de libertad”, dijo Aiguabella, alumno de la primera promoción de Montearagón y que ha desarrollado toda su carrera profesional como profesor del colegio, en el que este año se jubilará. “Libertad responsable, trabajo bien hecho y terminado y respeto a las personas”, concretó el profesor y también padre de dos alumni de Sansueña.

En la actualidad, los colegios bilingües Montearagón y Sansueña cuentan con 1.200 alumnos y con más de 7.000 alumni por todo el mundo y en todas las profesiones. El director general de Fomento de Centros de Enseñanza, Joan Curcó Costafreda, puso el broche de oro a la jornada durante su turno de intervención y dijo que la mayor alegría de esta celebración es “comprobar que Montearagón y Sansueña siguen cumpliendo el fin para el que nacieron: ayudar a las familias de Zaragoza a ofrecer una educación de calidad a sus hijas y a sus hijos, para que sean hombres y mujeres bien preparados, buenos ciudadanos, coherentes, personas que hacen suyas las preocupaciones y necesidades de los demás”.

Etiquetas