Las 25 cofradías zaragozanas toman las calles para participar en el pregón

La procesión ha partido sobre las 18.00 de la iglesia de Santa Isabel, donde se han escuchado los primeros redobles.

Un momento de la procesión del año pasado, con las hermandades saliendo de Santa Isabel.
A. Navarro

Tras muchos meses de espera y después de innumerables actividades previas, por fin los cofrades zaragozanos han comenzado a disfrutar ‘oficialmente’ de la Semana Santa. La procesión del pregón está siendo solo la primera de un total de 53 que a lo largo de nueve días movilizarán a más de 16.000 cofrades y unos 4.000 bombos y tambores sumando los de todas las hermandades.

La de hoy es –con permiso de la lluvia, que parece que la respetarᖠuna procesión alegre en la que se confunden los colores de los capirotes y terceroles de todas las congregaciones. No se sacan imágenes a la calle, pero sí guiones y estandartes, acompañados –por supuesto– de las primeras cornetas y los más sentidos redobles.

La comitiva ha salido de la iglesia de Santa Isabel sobre las 18.00 y está recorriendo las principales calles de Zaragoza: Manifestación, Alfonso I, el Coso y la plaza de España, zona en donde ha quedado interrumpido momentáneamente el servicio de tranvía. Después, los cofrades avanzarán por Don Jaime I hasta alcanzar la plaza del Pilar, donde anoche se colocaba un pequeño escenario para los protagonistas del pregón. Los organizadores, que este año son los hermanos de las Siete Palabras por delegación de la Junta Coordinadora, calculan que será a las 20.00 cuando el cardenal Juan José Omella pronuncie su pregón. El prelado turolense –que hace doblete después de abrir anoche las celebraciones en Huesca– pronunciará un breve discurso, en el que es previsible que haga alusiones a los sonidos del Bajo Aragón, a los más de 400 años de historia de la procesión del Santo Entierro y al apoyo que el exarzobispo zaragozano Elías Yanes, recientemente fallecido, brindó a las celebraciones que hoy están catalogadas de Interés Turístico Internacional.

Ofrenda a la Virgen

Antes de que el actual arzobispo de Barcelona tome la palabra, el presidente de la asamblea de Hermanos Mayores, Ignacio Giménez Baratech, ofrecerá una canastilla de flores a la Virgen del Pilar, que será recibida por un representante del Cabildo. Un toque conjunto sonará mientras las flores son llevadas a la capilla de la Virgen y será Ignacio García Aguaviva, hermano mayor de las Siete Palabras, quien presente al cardenal Omella.

Después, la procesión continuará de regreso a Santa Isabel, donde está previsto que se recoja alrededor de las 21.30. La novedad más destacada de esta marcha inaugural del pregón es que se incorporarán por primera vez los tambores de la de San Lamberto de Miralbueno, que el año pasado ya acudió a la cita pero no pudo participar con su estandarte.

Junto a los tambores de las Negaciones –que con este nombre parece que se está dando a conocer la nueva cofradía– se podrán oír también al piquete de honor de la Junta, a las secciones de carracas, la de matracas e, incluso, a las heráldicas del Silencio, que este año está aniversario pues cumple los 75 años de su primera salida procesional.

Etiquetas