Clases de toreo para niños en la plaza de Toros Vieja de Tarazona

La peña Moncayo celebra sus primeras Jornadas Taurinas para fomentar sus actividades

Clases de toreo para niños en la plaza de Toros Vieja de Tarazona
N. B.

Los más pequeños han sido los protagonistas este sábado de las primeras Jornadas Taurinas organizadas por la Peña Taurina Moncayo de Tarazona. Los niños han aprendido cómo coger el capote o la muleta gracias a las explicaciones de los diestros Alberto Álvarez y Pepe Mayor, y del novillero Alejandro Arnau, estos dos últimos de origen turiasonense.

Los carretones han llenado de ambiente la plaza de Toros Vieja de la ciudad y niños muy pequeñitos, han dado sus primeros pases guiados por los toreros que han intentado trasladarles su pasión. “Les enseñamos los trastos, cómo se entrena y el esfuerzo que lleva esta profesión, y creo que es nuestra obligación enseñar a los niños para que esto, que está tan castigado últimamente, siga adelante”, ha dicho Mayor.

Alberto Álvarez ha puesto banderillas y ha dado unos pases ante la atenta mirada de niños y mayores. “Es fundamental enseñar de verdad la tauromaquia porque a veces siento que a lo mejor la imagen que se proyecta de los toros no es la correcta. Nuestra labor es intentar transmitir el fondo del toreo, que es algo muy mágico, y lo que nos hace sentir”, ha contado Álvarez.

El torero ejeano es muy querido en Tarazona, donde confiesa sentirse “como en casa”. “Siempre me he sentido muy querido, tengo muchos amigos y echo mucho de menos no hacer paseíllo en Tarazona porque lo que sentía aquí no lo he sentido en ninguna plaza”, ha confesado el diestro.

Para Álvarez ha sido “un placer” reencontrarse con la afición de Tarazona. “Esto que nos ha pasado de no haber toros aquí a mí me ha dejado un vacío en la temporada y cuando se acerca la fecha en agosto, duele que no se haga nada. Lo bonito de estar hoy aquí es que sientes que la afición está viva y que la inquietud por el toro a pesar de ese vacío, sigue ahí intacta y eso es muy agradable”, ha añadido Álvarez.

El novillero turiasonense Alejandro Arnau también ha disfrutado enseñando a los niños y recordando su propia experiencia. “Desde pequeño tuve afición, pero fue a los 13 ó 14 años cuando decidí que esto es lo que quería ser”, ha recordado Arnau, quien ha añadido que es “bonito ver cómo aquí en Tarazona, con la situación que tenemos, haya tanta gente joven que se anima a pasar la mañana con nosotros”. “Es un mundo complicado pero cuando salen las cosas es lo más bonito que hay”, ha asegurado el turiasonense.

Desde la peña taurina han valorado de manera positiva la iniciativa. “Sólo por la expresividad de los niños y su mirada, merece la pena hacerlo”, ha asegurado Pepe Mayor. Las primeras Jornadas Taurinas han concluido con una charla en la sede de la peña con  el ganadero José Luis Marcuello de ‘Los Maños’ y el novillero Jorge Isiegas, moderada por el crítico taurino Carmelo Moya.

Etiquetas