El Rosario de Cristal de Gallur saldrá del olvido

Un vecino se propuso recuperar parte del patrimonio religioso y cultural y comenzó a restaurar algunos de los faroles que salieron en procesión hasta hace medio siglo.

Gallur recuperará su Rosario de Cristal tras medio siglo de olvido. Hace dos años que un vecino de la localidad, Antonio Miguel Sierra, se propuso rescatar una parte del patrimonio religioso y cultural de la localidad y comenzó a realizar los trabajos de limpieza y restauración de alguno de los faroles del conjunto. Inició también un trabajo de investigación sobre la procesión que hasta 1950 había salido a la calle la víspera de la celebración de la fiesta de San Antonio y San Pedro, patronos de Gallur.

Según Sierra, los faroles ya salían a la calle en 1925 acompañando a la procesión del Corpus y ha localizado una información publicada por HERALDO dos años después en la que este periódico habla de la peculiaridad de que las imágenes de ambos patronos salgan juntas en las procesiones.

En su informe, Sierra destaca que "hasta los años 50, Gallur gozaba de un patrimonio procesional peculiar: dos grandes faroles gemelos, una gran cruz de cristal, y múltiples juegos de faroles de mano. El paso de los años y mal almacenamiento han hecho que varios hayan desaparecido y otros se conserven en malas condiciones". La iniciativa cuenta con el apoyo de la parroquia y de la concejalía de Cultura, que esta tarde han organizado una reunión informativa para presentar la iniciativa a los vecinos y a la que, en especial, se ha convocado a los integrantes de las cofradías de Gallur.

El concejal de Cultura, Carlos Gracia, subraya el interés por recuperar esta tradición: "Pondremos los medios necesarios para que en las próximas fiestas los faroles de Gallur vuelvan a salir. El proyecto es viable. Hay personas que se quieren sumar y aunaremos los apoyos necesarios".

El restaurador precisa que su iniciativa ha surgido de su afán de recuperar el patrimonio "y que la gente pueda ver la herencia que dejaron nuestros mayores, para muchos desconocida. En la primavera de 2015 empecé a limpiar y pintar los faroles de mano que se encontraban en mejor estado. Después, acondicioné los grandes faroles gemelos y, una vez expuestos, muchos se sorprendieron".

Los faroles de mano "estaban en mejor estado. La recuperación ha consistido en limpieza, pintado y reposición de cristales, además de la instalación de luz eléctrica y colocación de varas para portarlos". "En el farol grande del Ave María –prosigue– colaboró el grupo de restauración del Rosario de Cristal de Tauste para colocar el marco que soporta el cristal. La pena es que no se han podido recuperar todos los faroles".

Sierra incide en que será necesario contar con recursos económicos suficientes para afrontar los trabajos pendientes, la construcción de tres peanas y "restaurar una antigua para sacar en procesión la imagen de la Virgen del Rosario que es una de las principales devociones del pueblo".

Etiquetas