El Ayuntamiento quiere duplicar el número de 'bizis' y ampliar horarios

El proyecto del gobierno municipal de ZEC es que el servicio Bizi alcance las 2.500 bicicletas y las 250 estaciones en 2019.

Un usuario del servicio Bizi, en una céntrica calle de Zaragoza.
Oliver Duch

El gobierno municipal de ZEC ha acordado este miércoles iniciar los trámites para extender el servicio de bicicletas públicas de alquiler a toda la ciudad. El objetivo, según ha explicado la concejal de Movilidad, Teresa Artigas, es alcanzar las 2.500 bicicletas y 250 estaciones. En la actualidad, hay 1.300 bicicletas y 130 estaciones.


Artigas ha informado de que se ha solicitado un informe a la Junta Consultiva de Contratación Administrativa de Aragón, dado que la ampliación del servicio supone una modificación del contrato. La previsión del gobierno es que ese dictamen sea favorable, porque que los servicios técnicos municipales ya han dado su visto bueno.


La ampliación se produciría por fases, a razón de 400 bicicletas y 40 estaciones al año. El presupuesto para el año 2017 sería de 1,8 millones de euros. Además, ha señalado Artigas, se producirían algunas mejoras en el servicio, como la ampliación de horario, que pasaría de 5.00 a 2.00 de la madrugada. También se modificaría el teléfono de atención al cliente, que tendrá el prefijo 976 en lugar del 900 actual.


El Ayuntamiento quiere duplicar el número de bizis y ampliar horarios


Mapa de estaciones del actual servicio Bizi


La concejal no ha querido avanzar todavía los barrios a los que llegará el servicio, aunque ha explicado que se debe extender como “una mancha de aceite”. “Todavía se está estudiando y daremos los datos en los próximos meses”, ha dicho. Además, ha confiado en que la ampliación del servicio permita ampliar el número de usuarios, actualmente en 26.000.


Línea al aeropuerto

Por otro lado, el gobierno municipal ha encargado al Consorcio de Trasportes un estadio sobre la futura línea al aeropuerto, que se segregaría de la que va a Plaza. Artigas ha informado que este servicio, que podría estar en marcha a finales de 2017, se adaptaría a los horarios de salidas y llegadas de los vuelos y permitiría elevar el porcentaje de usuarios que van al complejo aéreo en bus, aproximadamente un 25% del total.

Etiquetas