Mequinenza homenajea a los deportados a campos de concentración nazi

Se ha instalado un monolito con una placa conmemorativa en los jardines del Museo de la Historia.

La localidad zaragozana de Mequineza ha rendido este domingo homenaje a los vecinos que fueron deportados a campos de concentración nazis, instalando un monolito con una placa conmemorativa en los jardines del Museo de la Historia.


La placa, con la inscripción "que su recuerdo sirva de experiencia", recuerda a los siete mequinenzanos internados en los capos de Mauthausen, Hartheim, Gusen, Buchenwald, Ravensbrück y Bergen-Belsen, ha informado el ayuntamiento de la localidad.


En el acto, con motivo de la Asamblea Anual de la Asociación Amical de Mauthausen, la alcaldesa de Mequinenza, Magda Godia, ha destacado el lugar en el que se ha instalado el monumento, "un sitio en nuestro complejo museístico dedicado a mantener vivo nuestro pasado para que las generaciones que vengan lo tengan presente".


Además, ha anunciado que se va a seguir trabajando para intentar localizar a los familiares de los siete deportados: Amalio Navarro Bagué, José Silvestre Ibarz, Manuel Morell Ibars, José Vidallet Lambea, Antonio Roca, Elvira Beleta y María Beleta.


Por su parte, el presidente de la Asociación Amical de Mauthausen, Enric Garriga, ha agradecido la colaboración y el apoyo del Ayuntamiento de Mequinenza "en tiempos difíciles para la memoria y la historia" y ha asegurado que la entidad "no se cansa de luchar para que no se olvide lo que pasaron los deportados". 

Etiquetas