Menu lateral amp
Juicio en Zaragoza

Epilepsia: ¿excusa para evitar la cárcel o explicación para una agresión a dos policías?

Dos policías nacionales piden prisión para un hombre que les golpeo cuando iban a detenerlo. El forense cree que la enfermedad del encausado condicionó su violenta reacción.

Actualizada 25/08/2018 a las 11:51
El juicio se celebrará en la Ciudad de la Justicia de Zaragoza.Oliver Duch


Si la Audiencia de Zaragoza no lo impide, puesto que se ha presentado un recurso contra el auto de apertura de juicio oral, un epiléptico se sentará próximamente en el banquillo acusado de un delito de resistencia y otro leve de lesiones que podrían costarle hasta un año de cárcel y 900 euros de multa. La acusación corre por cuenta de los dos policías nacionales a los que Sebastián V. S., de 31 años, presuntamente agredió cuando estos trataban de identificarlo.

Apoyándose en el historial médico de su cliente y en las conclusiones del forense que lo reconoció a raíz de la denuncia, la defensa, a cargo del abogado Javier Ferreira, pide la absolución. De hecho, mantiene que cuando se produjeron los hechos el encausado "estaba bajo un trastorno no especificado del comportamiento, relacionado con el tratamiento de la epilepsia".

La Fiscalía califica lo sucedido como un delito de atentado contra los agentes de la autoridad y un delito leve de lesiones, puesto que uno de los agentes sufrió un golpe en una rodilla. Sin embargo, a diferencia de la acusación particular, esta sí considera que la epilepsia del acusado condicionó su reacción. Hasta el punto de que le aplica una eximente incompleta y rebaja la petición de cárcel a tres meses, con una multa añadida de 360 euros.

Los hechos que dieron lugar a esta causa se produjeron sobre las nueve de la mañana del 25 de diciembre de 2017 en Las Delicias. Según el atestado policial, los agentes que han denunciando al epiléptico fueron enviados a esta zona porque se había producido una pelea multitudinaria en la calle de Mompeón Motos. Según estos, cuando peinaban el entorno se cruzaron con Sebastián V. S. y al ver que llevaba sangre en la cara se dirigieron hacia él.

Llevaba sangre en la cara

Según los funcionarios, desde el primer momento, el encausado mostró una actitud agresiva, negándose a identificarse y a ser cacheado. Ello hizo que terminaran engrilletándolo, momento en que se produjo un forcejeo y uno de los funcionarios resultó herido.

En su declaración ante el juez instructor, el detenido dijo que los agentes le dieron el alto "de mala manera" y que lo único que hizo fue preguntarles por qué le estaban pidiendo la documentación. Según este, él no había participado en ninguna pelea tumultuaria y tampoco llevaba sangre en la cara. Es más, mantiene que su arresto fue totalmente injustificado y que esta fue la excusa que utilizaron después los policías.

El acusado aseguró que las únicas lesiones que sufrió fueron las que le causaron los agentes al engrilletarlo. De hecho, presentó una denuncia contra ellos que finalmente no prosperó. Para su abogado, el juez archivó la causa contra los policías basándose únicamente en su presunción de veracidad, sin tener en cuenta que podían estar faltando a la verdad para justificar su violenta reacción.

La defensa insiste en que si su cliente se puso nervioso y dio algún empujón fue únicamente por su enfermedad. Apunta, también, que los propios agentes fueron conscientes de que no estaba bien y llamaron a una ambulancia para que un médico acudiera a verlo a los calabozos.

El forense que examinó al encausado emitió un informe en el que aprecia "una disminución intensa de su capacidad de conocer y decidir". Recomienda además que este mantenga el tratamiento al se somete, "pero añadiendo un programa específico para el abandono del consumo de cannabis". Según consta en el atestado, en el momento de su arresto portaba un bote de plástico con cogollos de marihuana.

El abogado de los agentes, Marco Antonio Navarro, entiende que no cabe la eximente incompleta porque, pese a tener diagnosticada la epilepsia, cuando se produjeron los hechos el acusado no estaba sufriendo ninguna crisis que condicionara su comportamiento.





Outbrain

© HERALDO DE ARAGON EDITORA DIGITAL, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3290, Folio 156, Hoja Z-39438
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual