Menu lateral amp
Tormenta en Zaragoza

¿Qué pasó en la calle Galán Bergua? 

Apenas 150 metros de esta vía de Las Delicias concentraron los mayores destrozos de la tormenta de este miércoles.

M. T. F Actualizada 12/07/2018 a las 15:34


La tormenta de inusitada fuerza que descargó este miércoles en Zaragoza provocando numerosos daños, se dejó notar con especial virulencia en el lado de los número impares del primer tramo de la calle Galán Bergua, en el barrio de Las Delicias. 

Los vídeos y las imágenes que comenzaron a circular poco después del aguacero dan testimonio de la factura que dejó el agua: coches amontonados, garajes anegados y comercios destrozados.

Las labores para devolver la normalidad a la calle se alargaron durante la noche y han continuado este jueves por la mañana. Desde primera hora, varios trabajadores de los servicios de limpieza de FCC se afanaban por retirar los restos de barro y ramas que cubrían el asfalto y las aceras de esta calle y varios agentes de la Policía Local hablaba con los propietarios de algunos de los coches dañados.

En los comercios, la actividad también era frenética: una tienda de alimentación asiática no ha podido abrir al público porque el suelo estaba completamente cubierto de barro y había productos por los suelos. Tampoco ha podido trabajar Silvia Santos, propietaria de una peluquería situada en el número 3. Su negocio es uno de los más afectados. "El cristal, que supuestamente era blindado, se vino abajo y el agua ha entrado por todos lados, no ha quedado nada en pie", lamenta la mujer. A pesar de que su peluquería ha quedado arrasada, Silvia está contenta porque la tormenta pilló a su familia en el interior del local y temieron por su integridad. "Salimos vivos de milagro. El agua nos llegaba a la cintura y en la calle había hasta olas. Con las prisas no pude coger ni los papeles para presentar la declaración trimestral de IVA, que tenía que ir este jueves", ha explicado.

"Fue como una película. En un momento la calle se llenó de agua y los coches se empezaron a amontonar unos sobre otros", ha informado por su parte Rocío, propietaria de la frutería La Confianza. "A nosotros nos entró agua en la tienda: nos ha estropeado toda la tarima, el mostrador, un expositor, una cámara frigorífica y parte del género", relata la joven, que estaba despachando cuando se desató el aguacero. "En cuanto empezó a entrar agua intentó salvar el género que empezaba a mojarse, pero no pude cogerlo todo", comenta.

Los vecinos del número 7 tienen el garaje con dos palmos de agua y muchos de ellos no han podido sacar hoy los vehículos del garaje. 

¿Por qué causó tantos daños la tormenta en esta calle?

Los daños en la calle Galán Bergua se concentran en el primer tramo de la vía, que da desde la avenida de Madrid hasta el parque que lleva el nombre de la calle. Este tramo de la calle tiene dos sentidos de circulación en dos alturas y entre ambos hay una pequeña zona verde. La acera más dañada es la de los números impares, que está a un nivel inferior. Varios vecinos, algunos con residencia en la zona desde hace más de 40 años, han explicado que hace varias décadas este tramo de calle tenía muchos problemas (inundaciones de bajos y garajes, sobre todo) cada vez que llovía con fuerza, pero precisamente para evitarlos el Ayuntamiento construyó un colector a finales de los 80 en la intersección de Galán Bergua con la calle de Fray Juan Regla. Esta infraestructura alivió las inundaciones, pero este miércoles no pudo soportar la tromba de agua. Algunos testigos presenciales afirman, incluso, que el registro en vez de absorber la lluvia, devolvía agua. 

Algunos vecinos de la zona explican que la tubería de desagüe de esta zona tiene un metro de anchura y descarga en el colector de Vía Hispanidad, que triplica la anchura del primero y desemboca a orillas del Ebro, a la altura del Parque Sindical. Pero el problema es que en episodios de máxima afluencia de agua como el de este miércoles, este colector ya baja lleno de Valdefierro y el barrio Oliver y no admite las aguas recogidas en Galán Bergua. 

"Tengo una oficina de 200 metros cuadrados y varios trasteros anegados de aguas fecales que salieron de los registros", explica la propietaria de los bajos del inmueble situado en el número 5 de Galán Bergua. "La presión del agua rompió uno de los cristales y todo el agua se ha metido dentro", detalla. La mujer estaba esperando la llegada de los peritos del seguro para valorar los daños.

En las graves incidencias de este miércoles también pudo influir que, minutos antes del fuerte aguacero, hubo un vendaval que tiró gran cantidad de hojas y ramas que bloquearon las alcantarillas, reduciendo su capacidad de evacuación. 

Galería:Los destrozos de la tormenta en la calle Galn Bergua

 

Otros puntos con daños en Delicias

En la avenida de Navarra, a la altura de la estación de Delicias, la fuerza del agua también arrastró varios vehículos que estaban aparcados. Este jueves por la mañana algunos de ellos seguían subidos a la acera. "Este miércoles por la tarde viajé a Madrid en AVE y dejé el coche aparcado aquí. Fue por la noche cuando lo vi flotando en el agua en un vídeo de HERALDO", ha indicado una de las propietarias del vehículo. "Esta mañana, desde el AVE de vuelta a Zaragoza, he llamado a la grúa para que viniera a recogerlo", ha añadido. 

 





Outbrain

© HERALDO DE ARAGON EDITORA DIGITAL, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3290, Folio 156, Hoja Z-39438
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual