Menu lateral amp
Sucesos

Conmoción en Pau por el asesinato de cuatro españoles en un caso de violencia machista

La parecer, un ciudadano francés acabó con la vida de su pareja, los padres de esta y su hijo antes de suicidarse. Varios medios franceses, como 'Le Parisien' y 'Libération', afirmaron durante varias horas que dos de las víctimas procedían de Zaragoza, pero finalmente se ha confirmado que eran de Sevilla.

Agencias/Heraldo.es Actualizada 10/07/2018 a las 23:31


Cinco integrantes de una familia franco-española, una de ellas un niño de 2 años, murieron este martes en lo que parece ser un caso de violencia machista que derivó en el incendio de su vivienda, situada en el centro de la localidad de Pau, en el suroeste de Francia.

Inicialmente, algunos de los medios de comunicación más importantes de Francia como 'Le Parisien' y 'Libération' informaron de que al menos dos de los fallecidos podían ser de Zaragoza, pero finalmente se ha confirmado de forma oficial que son sevillanos. Concretamente de las localidades de Pilas y Arahal.

Las fallecidos son el presunto autor de la masacre, un marroquí de 32 años, su mujer de 36, sus suegros, que estaban de visita procedentes de España, y el hijo del matrimonio.

Un vecino consultado por el diario local 'Sud-Ouest' contó que hubo una fuerte discusión en torno a las 5.00. Según su versión, las discusiones eran frecuentes en la pareja. La mujer había presentado una denuncia por violencia doméstica, de acuerdo con un amigo de la esposa, citado por Europe 1.

El fuego se desencadenó en el primer piso de un edificio de cuatro plantas y, aunque no se propagó al resto, obligó a evacuar a los otros veinticinco habitantes, que fueron albergados provisionalmente en dependencias municipales.

Al llegar al lugar, los bomberos se encontraron en el piso siniestrado con cinco cuerpos: los del matrimonio y su hijo de dos años, y los de los padres de la mujer, que habían llegado desde España para visitarles, tal y como confirmaron a Efe fuentes municipales de Pau.

Cuatro de los cinco fallecidos son originarios de la localidad sevillana de Pilas, según han informado fuentes del Ayuntamiento de la localidad. Concretamente, se trata de J.M.R., de 65 años, así como de M.M.P. de 36 años y el hijo de ésta, de dos años. La pareja sentimental de J.M.R es natural de Arahal (Sevilla).

La pareja se había trasladado allí hace un año, después de que ella encontrara un trabajo en prácticas como profesora de español en el colegio Hourquie de la vecina Morlaàs.

La Fiscalía de Pau detalló en un comunicado que las dos víctimas de mayor edad presentaban heridas en el cráneo causadas por un "objeto contundente", aunque no se pronunció acerca de los posibles motivos del suceso. El marido, de 32 años, tenía cortes en las muñecas, y ni el niño ni la mujer, de 36, registraban "restos de golpes que puedan explicar la muerte".

La madre se encontraba atada y amordazada con cinta adhesiva alrededor del cuello y aparentemente había sido ahogada en la bañera, pero la Fiscalía subrayó solo que las autopsias permitirán determinar si esos dos fallecimientos son fruto "de golpes, la intoxicación ligada al incendio u otra causa".

"Los primeros elementos permiten seguir la pista del drama familiar", añadió su comunicado.

El cabeza de familia, que no estaba fichado por la policía, se había cortado las venas de las muñecas. Los investigadores barajan la hipótesis de que asesinó a su esposa y a sus suegros, provocó el incendio voluntario y luego se quitó la vida.

Los bomberos, que tuvieron que pedir refuerzos porque inicialmente habían acudido con material para desbloquear la puerta principal, tardaron apenas diez minutos en apagar las llamas, que a su llegada todavía estaban vivas en un sofá.

La alcaldía ha tomado las disposiciones necesarias para limitar el tiempo que los vecinos tendrán vetado el acceso a sus pisos y les ha facilitado ayuda psicológica porque, indicó Cabane, han visto "sangre y otras cosas traumatizantes".

'La République des Pyrénées' detalló que todos los vecinos han sido interrogados por la Policía Judicial.

Una de ellas, Marie-Paule Lassus, quien vive en la tercera planta, avanzó que la mujer era "adorable" y que había sido destinada a Poitiers, en el centro del país, de cara a septiembre.

Fuentes del consulado español en Pau declararon a Efe que ya han trasladado al Ministerio de Exteriores y a la Dirección General de Comunicación e Información Diplomática los datos facilitados por la Fiscalía y la comisaría.

La labor del consulado radica en un primer momento en informar a los familiares y en ponerse a su disposición en caso de que necesiten información o ayuda. Dado que el caso todavía está abierto, los trámites de cara a una previsible repatriación de los cuerpos "tardarán un tiempo", agregaron las fuentes.

 

 





Outbrain

© HERALDO DE ARAGON EDITORA DIGITAL, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3290, Folio 156, Hoja Z-39438
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual