Menu lateral amp
Zaragoza

Un vecino de Zaragoza se hace viral al subir con su moto al tranvía

Una imagen suya en el tranvía ha sido compartida cientos de veces generando opiniones de todo tipo.

Actualizada 23/06/2018 a las 11:57
Un vecino de Zaragoza se subió con su moto al tranvía y lo contó en redes


 

Los hechos ocurrieron hace más de un año. Sin embargo, la magia de las redes ha recuperado esta fotografía en la que vemos a un vecino de Zaragoza, cuyo nombre se corresponde con las siglas de I.S.B., y que cuenta así cómo sucedieron los hechos: “Cuando fui a coger la moto no conseguí arrancarla. Recuerdo que era tarde, estaba a punto de echarse a llover e iban a cerrarme el taller por lo que decidí subir con ella al tranvía dirección Actur”.

Aunque reconoce que le costó dar el paso, considera que se trataba de una emergencia. “En muchos casos la necesidad puede más que la vergüenza”, asevera. “La gente me miraba pero la verdad es que nadie me dijo nada. Tampoco hice nada malo, la moto estaba parada y yo esperando a llegar a mi parada. Fue por necesidad y no tenía otra opción, si no no lo habría hecho”, reconoce.

Los internautas se han hecho eco de este suceso, y la imagen ha llegado a ser compartida en casi 900 ocasiones a través de una conocida red social. “Hubo muchos amigos y conocidos que me preguntaron si se trataba de un montaje. Mucha gente no se lo creía. Yo la verdad es que no me habría imaginado jamás que se iba a montar este revuelo”, explica.

Recientemente, esta fotografía ha vuelto a viralizarse a través de las redes. “En una tarde ya me la han mandado tres o cuatro veces”, añade. En su opinión, aunque es consciente de que no hizo "lo que debía”, opina que existen cosas más graves.

Por supuesto, los comentarios de los internautas tampoco se han hecho esperar, desde los que se lo toman de la manera más cómica, como: “Carril bici, carril bus, carril taxi. Coño queremos carril motos, no lo hacen, pues me subo al tranvía”, o “Así somos de cabezones los aragoneses y aragonesas, voy a aprovechar para decirlo, ¡Viva Aragón!”; hasta algunos más críticos: “Una moto en el tranvía de Zaragoza. Esto no se puede consentir”.

Pero, exactamente, ¿qué se puede, y qué no, subir al tranvía? Según recoge el Reglamento del Servicio Público de Transporte Urbano de Viajeros en Tranvía en la ciudad de Zaragoza, en este medio de transporte es posible “portar objetos o bultos de mano, que serán sujetados de manera eficaz, y en ningún caso supondrán molestias o peligro para otros viajeros”. Como norma general, indica el reglamento, se admitirán los bultos que no tengan medidas superiores a 100 x 60 x 25 cm. Se exceptúan aquellos bultos comúnmente utilizados como pueden ser: maletas, carros de mano de compra u otros similares.

¿Qué puede y qué no subir al tranvía?

Se admite el transporte de animales domésticos pequeños, “siempre y cuando los mismos sean transportados por sus dueños en receptáculos idóneos. También está permitido el acceso de perros guía en caso de invidentes”, señala. Otro epígrafe hace referencia a los coches y las sillas de niños, que se ubicarán en el tranvía sin dificultar el paso en los lugares destinados al tránsito de personas. Los coches de niño cuando no estén ocupados, se llevarán plegados cuando esto sea posible.

El mismo texto recoge una serie de indicaciones para los usuarios de este transporte público, entre las que se encuentran las siguientes: “En el interior de los vehículos está prohibido fumar, así como comer, beber, o consumir sustancias tóxicas o estupefacientes”.

Del mismo modo, está prohibido viajar con animales, salvo las excepciones anteriormente indicadas, así como el uso de patines y monopatines dentro del tranvía, aunque no hace referencia expresa a la introducción de otro tipo de vehículos.





Outbrain

© HERALDO DE ARAGON EDITORA DIGITAL, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3290, Folio 156, Hoja Z-39438
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual