Menu lateral amp
Sucesos en Zaragoza

La mujer hallada en Sos murió estrangulada y sospechan que procede de un país del Este

Ocho días después del hallazgo del cadáver, la identificación por huellas aún no ha dado resultado. Al margen de las marcas del cuello, la víctima no presentaba otros signos visibles de violencia.

26/08/2018 a las 05:00
Los investigadores inspeccionaban el 18 de agosto el lugar del parque eólico de Sos donde apareció el cadáver de la mujer.José Miguel Marco


La Guardia Civil sigue intentando identificar a la mujer hallada muerta el pasado 18 de agosto a los pies de uno de los aerogeneradores del parque eólico de Sos de Rey Católico. Las pesquisas están resultando complejas y apenas han trascendido datos, dado que el juez de Ejea de los Caballeros encargado del caso ha decretado el secreto de las actuaciones. Sin embargo, según ha podido averiguar HERALDO, la autopsia practicada al cuerpo ha revelado que el fallecimiento de la víctima, de unos 50 años, se produjo por estrangulamiento.

Al margen de las marcas del cuello, la mujer no presentaba otros signos visibles de violencia, lo que descartaría el empleo de armas -blancas o de fuego- e incluso una paliza. Y aunque la víctima tenía las ropas "desbarajustadas", estaba completamente vestida. De hecho, parece que los forenses tampoco habrían hallado indicios de agresión sexual.

Lo que sí parece confirmado es que pasaron bastantes horas o incluso algún día entre el homicidio y el hallazgo del cuerpo por parte de un encargado de mantenimiento del parque eólico, situado a unos tres kilómetros del casco urbano de Sos del Rey Católico. Allí, sus vecinos guardaron esta semana un minuto de silencio en recuerdo de la fallecida.

Todo apunta a que el crimen no se perpetró en este lugar, sino que el autor o autores del mismo trasladaron el cuerpo sin vida de la mujer en un vehículo y lo arrojaron al final del camino de piedras que conduce al aerogenerador B1.3. Para no dejar cabos sueltos, los especialistas de la Policía Judicial y del Laboratorio de Criminalística de la Guardia Civil estuvieron recogiendo todo tipo de pruebas y vestigios junto al molino, desde huellas de zapatos y rodadas de vehículos hasta el más mínimo indicio de presencia humana. Las labores fueron tan exhaustivas que el levantamiento del cadáver no se produjo hasta las seis de la tarde.

El cuerpo fue encontrado boca abajo y con el rostro bastante hinchado, lo que desde el primer momento hizo pensar que el cadáver llevaba allí algún tiempo. Los aerogeneradores no se revisan todos los días, pero dos operarios del parque aseguraron que el día 17 de agosto habían estado en el lugar donde fue hallada muerta la mujer y no vieron nada. De ahí que cobre fuerza la posibilidad de que el homicidio se perpetrara en otro lugar.

Según fuentes próximas a la investigación, aunque se ha logrado obtener huellas de los dedos índices de la fallecida, estas no han servido de momento para identificarla.

Rasgos de una mujer búlgara

Los encargados del caso han cotejado las huellas de la mujer con los registros que aparecen en el banco de datos de reseñados policiales, es decir, aquellas personas que arrastran antecedentes policiales. Según ha podido confirmar este diario, el resultado ha sido negativo, lo que ha llevado esta línea de investigación a vía muerta.

La Policía Nacional toma las huellas dactilares a todos los españoles que obtienen el DNI y a todos los extranjeros que solicitan el NIE. Pero se trata de registros de carácter civil y no policial, por lo que los investigadores no pueden intentar poner nombre a la asesinada en Sos recurriendo a estos bancos de datos. Porque no existe un procedimiento automático para hacer una búsqueda mediante huellas y es necesario contar con al menos el nombre y el primer apellido de una persona para obtener su ficha.

Por los rasgos físicos de la fallecida, la Guardia Civil sospecha que la víctima sería una mujer de algún país del Este de Europa: posiblemente, de Bulgaria. Pero al no poder identificarla mediante huellas, los encargados de las pesquisas tratan ahora de obtener ayuda de los compañeros de Extranjería.

Los forenses tomaron también muestras de ADN al cadáver de la mujer para remitirlas al laboratorio de Madrid. Pero como sucede con las huellas dactilares, en el banco de datos de perfiles genéticos solo existen reseñas vinculadas a investigaciones policiales o de personas sobre las que consta una denuncia de desaparición. Y no parece ser el caso de la víctima del crimen de Sos, por lo que habrá que esperar a que algún familiar la eche en falta y acuda a una comisaría o cuartel a presentar una denuncia. A partir de ese momento, tiene 15 días para aportar ADN, que será introducido en el registro y podría hacer saltar un positivo.

Pero eso podría tardar en suceder, por lo que los investigadores tienen abiertas otras líneas de investigación. Desde posicionamientos telefónicos a partir de las antenas ubicadas en la zona donde se encontró el cuerpo, hasta un análisis minucioso de los vestigios hallados en dicho lugar. Porque el criminal podría haber dejado un rastro sin saberlo.

Tampoco ha sido posible hasta ahora identificar los restos humanos hallados el pasado 5 de agosto en un tramo de vías de La Joyosa.





Outbrain

© HERALDO DE ARAGON EDITORA DIGITAL, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3290, Folio 156, Hoja Z-39438
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual