Menu lateral amp
Comarca Ribera Alta del Ebro

José García, alcalde de La Joyosa: "Es necesario ampliar el colegio porque ya no hay espacio"

Nació en La Joyosa en 1954, "en la calle Duque Medina de las Torres", concreta. Trabajó 35 años de delineante-proyectista y, desde 2011, es alcalde de su pueblo por el PP

E. P. B. Actualizada 23/07/2018 a las 10:24
García, en su despacho del ayuntamiento de La JoyosaAránzazu Navarro


La Joyosa ha pasado de tener 360 vecinos a 1.070 en 20 años. ¿A qué se debe este ‘boom’ demográfico?

La mayoría de los nuevos habitantes viene solo a dormir, podemos decir que es un pueblo dormitorio, porque la verdad es que industria tenemos muy poca. Solo está la gasolinera de la entrada y una deshidratadora y poco más. La gente se desplaza todos los días fuera a sus puestos de trabajo.

¿Y qué les atrajo del municipio?

Tenemos casi de todo: colegio, guardería, farmacia, bares, casa de la juventud, para la tercera edad y la asociación de mujeres, consultorio médico todos los días... Lo único que nos falla un poco puede ser el transporte.

¿Reclaman mayor frecuencia de autobuses con Zaragoza?

Tenemos tres frecuencias diarias y, a pesar de que muchos utilizan su coche particular, los vecinos piden que haya más viajes.

La DGA descartó prolongar las cercanías hasta Alagón, que incluía un apeadero en La Joyosa.

De momento está todo paralizado. Y eso que llevamos ya años con este tema.

El municipio tiene una media de 38,5 años y ha atraído a muchas familias jóvenes con hijos.

Somos de los pueblos más jóvenes de Aragón. En el colegio tenemos 101 niños y 45 en la guardería. Sin contar a los estudiantes que acuden al instituto a Casetas o Utebo ni a los jóvenes que van a la Universidad, que se desplazan a diario y que siguen residiendo en el pueblo.

¿El futuro educativo del pueblo pasa por ampliar el colegio Ramón y Cajal?

Sí, tenemos ya el proyecto preparado pero no sé cuándo empezarán las obras. Esta ampliación es necesaria porque nos falta espacio para los niños. Hace tres cursos se cedieron dos habitaciones de los bajos del ayuntamiento para aulas, de manera que no se tuvieran que unir clases.

¿Hay suelo para poder llevar a cabo esos trabajos?

El Ayuntamiento les cede el terreno que necesiten. Ahora estamos en esos trámites.

¿Cuando se proyectó el centro no se pensó que tendría que albergar a tantos alumnos?

No. Ya se hizo una ampliación hace unos años y, como seguimos aumentando en habitantes, hay que hacer otra. Desde que entré de alcalde, en 2011, tenemos unos 120 habitantes más.

¿Al contrario de lo que ocurre en la mayor parte de Aragón aquí el futuro está garantizado?

La crisis no afectó a La Joyosa, más bien hemos visto que hemos ido aumentando población. Hay que tener en cuenta que estamos muy cerca de Zaragoza, a 20 kilómetros por autovía.

¿Qué servicios ofrecen a los niños?

Ahora en verano tienen la ludoteca. También está la casa de la juventud, con una persona responsable, que funciona todo el año. Son muy importantes y completas además las instalaciones deportivas. Últimamente se ha hecho pista de pádel, estamos haciendo un gimnasio, hay tres vasos en las piscinas, frontón, pistas de tenis, pista polideportiva exterior e interior y pista de baloncesto. Está muy bien.

¿Estos servicios atraen a la gente?

Sí, y también la tranquilidad. Aquí está el campo nada más salir de casa. Tenemos lo bueno del medio rural y de la ciudad.

¿Qué ayudas ofrece el Ayuntamiento a los vecinos?

Los niños que estudian en el colegio de infantil y primaria, por ejemplo, tienen los libros de texto gratis. Están subvencionados al 100%. Da igual que estén empadronados, no se hace distinción. Y luego no los tienen que devolver. También es asequible el coste de la guardería, que ronda los 70 euros al mes, sin comida. Además se cobra lo mismo sean o no del pueblo.

La localidad, en la Edad Media, se llamaba Pinillo.

Según hemos sabido sobre la historia local, en 1845 había 26 casas y una cárcel, así como la iglesia parroquial de Marlofa (que forma parte de La Joyosa, junto con la urbanización La Joya). Después, el pueblo pasó a pertenecer a la Casa Ducal de Medina de las Torres, hasta que en 1947 se vendió al Instituto Nacional de Colonización.

¿Qué tal es el día a día en la gestión municipal?

Un poco movido. La gente te plantea sus quejas o sugerencias, tanto entre semana como el fin de semana. Yo vivo aquí y cuando salgo a tomar algo siempre hay alguien que me transmite alguna inquietud, pero no me importa. Cuando tomas posesión del cargo sabes a lo que te vas a enfrentar.

¿Y el trabajo de la oposición?

Bien, hay pequeños roces, pero no tenemos grandes discusiones.

¿En qué están trabajando?

Estamos trabajando en el gimnasio, que era muy demandado por la gente joven. Es el proyecto estrella de esta legislatura. Se han invertido 200.000 euros.

¿Qué tal se vive en el municipio?

Creo que muy bien. La gente participa y el aumento de la población resulta un aliciente, porque nos ayuda a tener más servicios. Tenemos un parque nuevo para los niños y programamos las fiestas pensando en la juventud.





Outbrain

© HERALDO DE ARAGON EDITORA DIGITAL, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3290, Folio 156, Hoja Z-39438
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual