N-232 Y N-II ¡SOLUCIÓN YA!

Un muerto y cuatro heridos en un nuevo choque en la N-232 en el cruce de Pedrola

Cinco miembros de una familia, vecina de Tudela, que regresaban a casa se empotraron con su vehículo contra el lateral de un camión de grandes dimensiones en el momento en que este se incorporaba a la carretera.

Un nuevo accidente y una nueva víctima mortal. La carretera N-232, en su tramo sin desdoblar entre Mallén y Figueruelas, se ayer cobró su peaje mensual de muerte. La víctima de este siniestro fue una familia navarra que regresaba a Tudela y que cuando llegó a la intersección con la localidad de Pedrola, se encontró con un camión que estaba saliendo del cruce y que, a la vista de los resultados, no se percató de que el turismo se aproximaba por su izquierda.


El impacto fue tan violento que el coche se quedó incrustado justo en el hueco lateral entre la cabina y las ruedas. En el vehículo, un Citroën Xara, con matrícula NA-7931-AX, viajaba un matrimonio con su hija y los abuelos de esta. Los dos varones iban en los asientos delanteros y las tres mujeres ocupaban los de detrás. Ellas fueron las primeras en ser rescatadas por las personas que se detuvieron al producirse el accidente y, según explicaron bomberos en el lugar mismo del siniestro, es probable que las sacasen por las ventanillas, puesto que las dos puertas traseras estaban bloqueadas.


Los Bomberos de Zaragoza tuvieron que rescatar de entre el amasijo de hierros al herido más grave, que quedó atrapado en el asiento del copiloto y después el cadáver del conductor, identificado como Jorge V. L. Tanto su edad como las identidades de los otros heridos, que fueron trasladados a centros hospitalarios por ambulancias del 061, se desconocían al cierre de esta edición. La hija del matrimonio también está grave. Por su parte, los dos chóferes que iban en el camión, matrícula de Rumanía RO B82 JNP, resultaron ilesos.


Al lugar del siniestro, que se produjo sobre las 17.55, en el kilómetro 269,500, acudieron voluntarios del servicio de Protección Civil de la Ribera Alta del Ebro y agentes de la Guardia Civil de Tráfico, que tuvieron que cortar la circulación en sentido Zaragoza y establecer un desvío alternativo por Pedrola en dirección a Logroño. También colaboraron los Bomberos de la DPZ.


La N-232 no fue la única carretera sin desdoblar que registró un accidente grave. Sobre las 21.00, tres vehículos colisionaron cuando circulaban por la N-II, a la altura de Nuez de Ebro, y una persona resultó herida de gravedad. Al cierre de esta edición, se desconocían más detalles sobre este nuevo percance que soliviantó los ánimos de los alcaldes de la zona.


“A ver si de verdad este accidente es la gota que colma el vaso. Vamos a vivir las navidades en un vilo y así seguiremos mientras no comiencen las obras del desdoblamiento, que no será hasta 2010”, lamentaba ayer el alcalde de Pedrola, José Ángel Zaldívar.

Rabia e impotencia

Los sentimientos de rabia e impotencia se entremezclan. José Ángel Zaldívar confía en que en breve se liberalice parcialmente el peaje de la AP-68. Aún así, recuerda que un buen número de vecinos del tramo comprendido entre Gallur y Alagón tendrán que seguir saliendo a la carretera para desarrollar su actividad cotidiana. “Por lo menos, cuando arranquen los trabajos, esperamos que a comienzos de 2010, veremos por fin que la solución definitiva está más cerca”, se consuela.


¿Cuántos muertos más van a ser necesarios? ¿Cuál será el siguiente? Son las preguntas que una vez más hace el primer munícipe de Mallén, Antonio Asín. “Hay un compromiso político para la liberalización del peaje y en un tema tan serio no se puede hablar a la ligera, tiene que cumplirse y no puede haber más demoras. A principios de 2009 tiene que estar en marcha”, reivindica.

Etiquetas