Menu lateral amp
Rutas por Aragón

De Sin a Bielsa por la Cruz de Guardia

Una excursión por el GR 19.1. Senderos del Sobrarbe, recorriendo por prados y bosques la vía tradicional de comunicación entre los valles de Chistau y Bielsa.

Prames 10/09/2018 a las 05:00
Montañero en el GR 19.1Marta Ferrer/Prames


Los hermosos paisajes de media y alta montaña del valle del alto Cinca son el escenario de una nueva propuesta del ciclo de excursiones de la Federación Aragonesa de Montañismo (FAM) ‘Aragón a pie por GR’. En esta ocasión, el Grupo de Montaña Sabiñánigo propone recorrer el día 23 un tramo del GR 19.1, Senderos del Sobrarbe, a través del collado de la Cruz de Guardia.

La ruta elegida parte de Sin y asciende por una vertiente soleada, ocupada por prados y tradicionales bordas ganaderas, para superar el collado, desde donde se puede disfrutar de espectaculares vistas de los valles de Bielsa y Chistau y los macizos de Monte Perdido y Cotiella. Luego, en el descenso hasta Bielsa se atraviesa un frondoso bosque natural que en el tramo más cercano al pueblo se ha aprovechado para adecuar el sendero naturalístico de Picaruela, con pies temáticos sobre la flora y la fauna del lugar.

Recordamos que el ciclo ‘Aragón a pie por GR’ tiene como objetivos promover el senderismo y dar a conocer esas importantes infraestructuras deportivas y turísticas que son los senderos de Gran Recorrido. La inscripción en la excursión está abierta a todos los interesados, socios o no del club organizador.

Recorrido

En Sin, el GR 19 toma de frente la carretera en dirección a Señes y Serveto, localidades que junto con la primera formaban el territorio del valle de La Comuna, y mantenía una organización de bienes medieval. La localidad conserva varias interesantes casas señoriales.

Se sigue por el asfalto durante 1 km, hasta un desvío en bajada por el que se cruza el barranco Chardal, junto al que se encuentra la fuente de Prado Sesé, para llegar a las ruinas de la ermita de Santa Luzia. En este paraje se inicia la variante del GR 19.1 a Bielsa, mientras que el ramal principal continúa en dirección este hacia Gistaín.

Tomando la primera opción, un agradable y sombreado camino de herradura lleva en apenas cinco minutos a la deshabitada aldea de Señes y continúa en ascenso. Se atraviesa la pista para vehículos que lleva al collado de Cruz de Guardia y se progresa por un atractivo camino murado. Tras tomar un carril a la derecha se cruza una pista agrícola y girando de nuevo a la derecha se vadea el barranco del Mon.

En esta zona, el camino atraviesa sucesivos campos de labor escalonados y varias bordas, formando una pintoresca estampa. Subiendo en línea recta por la explanada herbácea, se llega de nuevo a la pista que lleva desde Señes al collado y al cercano refugio de la Turmarqueta. Atravesándola, la ruta sigue junto a unas fincas de pasto y luego por una zona de pasto para coronar finalmente el collado de Cruz de Guardia. Desde este destacado punto, a 2.103 metros de altura, las vistas son espléndidas.

Para bajar hacia Bielsa, se toma una senda por la tasca, a la izquierda del barranco Salastro, que llega hasta un abrevadero. Por una senda de ganado, el descenso continúa hasta una borda derruida, donde el GR pasa a internarse por una zona de pinar.

Siguiendo el cauce del barranco Salastro, el sendero desciende en fuerte pendiente hasta vadear el barranco de Pardinas y ya con más suavidad salva varios torrentes laterales para llegar al claro conocido como La Cruceta.

Por un fuerte repecho acondicionado con escalones se llega luego a la peña la Pella y a la desembocadura del torrencial barranco del Cau. Tras un desvío a la derecha entramos en el camino temático de Picaruela, donde sucesivos pies identifican los diferentes tipos de árboles. En paralelo al río Cinca, el GR llega finalmente a la villa de Bielsa.

Datos útiles
  • Itinerario: Sin-Bielsa.
  • Distancia: 17,8 km.
  • Desnivel: 916 m de subida y 1.204 de bajada.
  • Inscripciones e información:  www.gmsabi.com, gms@gmsabi.com y 974 480 687.
Qué puedes encontrar
  • El valle de Chistau El valle de Chistau ocupa la cuenca del río Cinqueta, un afluente del Cinca enmarcado entre los grandes macizos de Posets y Cotiella y caracterizado por su aislamiento hasta tiempos recientes. Así, suma a un medio natural de alta montaña excelentemente conservado, con pintorescos rincones y rutas de senderismo para todos los niveles, una personalidad propia muy marcada. En Chistau se mantienen su propia modalidad del aragonés, fiestas ancestrales como el carnaval o las fallas y el urbanismo típico de los pueblos ganaderos.
  • La memoria de Bielsa El pueblo de Bielsa quedó destruido durante la Guerra Civil, al ser bombardeado por la aviación franquista. Sus vecinos tuvieron que huir y pasar a Francia, en el episodio conocido como la Bolsa de Bielsa, y sus casas se reedificaron con posterioridad, perdiendo parte de su típico urbanismo; aunque se reconstruyó su ayuntamiento, renacentista. Pese a ello, Bielsa conserva las señas tradicionales de su identidad, como su famoso carnaval. En la citada casa consistorial se ha creado también el Museo de Bielsa, que acerca tanto al territorio como a la historia y la etnografía del pueblo, con una mención especial a la Bolsa.
  • La diversidad vegetal El sendero naturalístico de Picaruela es un corto y didáctico paseo por el entorno de Bielsa, en el que distintos paneles informativos presentan las especies de flora y fauna más características que se puede encontrar el excursionista. Estos paneles muestran la diversidad vegetal del bosque, en el que el pino silvestre, la especie dominante, está acompañada de otras muchas especies. Bojes, robles, avellanos arces, servales... son algunos de los árboles que se pueden identificar en el camino y de los que el sendero naturalístico ofrece información.

-Ir al suplemento Aragón, un país de montañas





Outbrain

© HERALDO DE ARAGON EDITORA DIGITAL, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3290, Folio 156, Hoja Z-39438
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual