Menu lateral amp
Turismo por montaña

Ruta al puerto de Trigoniero, en Bielsa

El valle de Trigoniero es un lugar poco frecuentado incluso en verano. Para encontrarse a solas con la naturaleza, esta ruta supone una gran opción y además nos obsequia con unas excepcionales vistas al Pirineo francés.

Carmen Guardia 14/08/2018 a las 05:00
El sendero, junto al refugio de Trigoniero.Carmen Guardia


El valle de Trigoniero, en el término municipal de Bielsa, es un valle poco frecuentado, incluso en verano. Esta ruta, solitaria y exigente, sigue el curso del barranco del mismo nombre, con bellos rincones y cascadas. Existe una primera opción, -menos complicada aunque implica esfuerzo y exige al senderistas contar con capacidad para moverse en la montañas sin riesgos-, hasta la plana del Cabo (1.970 m) y otra, más montañera, hasta el puerto de Trigoniero o Moudang (2.495 m).

Nuestro punto de partida es la antigua aduana franco-española, situada a 3 km más arriba del pueblo de Parzán, al pie de la carretera A-138 que comunica con Francia a través del túnel internacional de Aragnouet. Allí, dejaremos los vehículos para cruzar la pasarela sobre el río Barrosa, que desemboca en el Cinca y que recoge en este punto las aguas del barranco de Trigoniero. Aquí comienza el sendero denominado PR-HU 180, balizado hasta el puerto con señales blancas y amarillas, a una altura de 1.300 m.

Tras 10 min, el camino pasa próximo a un canal de agua que alimenta a una pequeña minicentral que se asienta unos kilómetros valle abajo. Ganamos altura progresivamente, por la margen derecha del barranco Trigoniero, con sus impresionantes cascadas en varios puntos, que nos acompañarán durante el primer tramo de la subida hasta la plana del Cabo (2.000 m).

Discurrimos por bosque mixto, un recorrido a veces sombrío y protegido entre abundante vegetación, que va ganando altura. Antes de alcanzar la plana del Cabo, cruzaremos el barranco por una palanca o puente metálico.

Plana del Cabo

En la plana del Cabo, el valle se abre dando lugar a extensos prados en los que podemos distinguir, al fondo, el refugio de Trigoniero. En el llano, vemos las vacas entremezclándose con abundantes sarrios que no se inmutan ante nuestra presencia. El refugio es un buen punto para realizar travesías por esta zona. La visión es magnífica: vemos cómo el barranco de Trigoniero se dibuja en las rocas con un bello surco plateado; es allí donde desaguan los ibones del mismo nombre.

El sendero del puerto continúa a la derecha del refugio. Desde aquí nos restan 500 m de subida continuada, en algunas ocasiones más pronunciada. Antes de llegar al puerto, un nevero corta el paso por el camino hasta bien entrado el verano, obligando a rodearlo.

Por fin alcanzamos nuestro destino, el puerto de Trigoniero. Veremos el vallecito que forma el puerto de Trigoniero, con un pequeño y sorprendente ibón del Puerto escondido en la parte más alta. Es frecuente que la nieve haya permanecido junto a él hasta bien entrado julio. Desde ese punto tenemos una fantástica visión de la parte francesa: el valle de Moudang, al que se puede acceder por un sendero que desciende desde el puerto, la entrada a los lagos de Cap de Long, el Campbiel y, al fondo, el Midi de Bigorre. En el camino de regreso podemos disfrutar también de la vista del Portillo de Tella, Punta Suelza y Fulsa.

Opciones para el descenso

Desde el puerto, tenemos la opción de descender por el mismo itinerario o realizar una travesía circular por el cordal fronterizo, y bajar por el puerto de Salcorz, alternativa que, aunque más larga y exigente en trayecto, también tenemos presente como propuesta opcional para el campamento.

Nosotros realizamos el regreso por el mismo itinerario. Tal como llegamos a la plana del Cabo, la temperatura se suaviza y entramos en calor, para realizar ya el descenso hasta el valle de forma más relajada, pudiendo observar las numerosas especies de flora pirenaica de este bello rincón del valle de Bielsa.

Esta ruta, en su recorrido completo hasta el puerto de Trigoniero, tiene bastante desplazamiento horizontal (unos 14 km, ida y vuelta), salvando 1.200 m de desnivel. Pero el paisaje, el recorrido solitario y salvaje, y las impresionantes vistas compensan con creces el esfuerzo. Seguro que os gustará. La propuesta para senderismo de llegar hasta la plana del Cabo y el refugio de Trigoniero (1.970 m) también es muy recomendable.

Más noticias en Unpaisdemontañas.





Outbrain

© HERALDO DE ARAGON EDITORA DIGITAL, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3290, Folio 156, Hoja Z-39438
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual