Menu lateral amp
Turismo

Una garantía para los montañeros solitarios

Explicar a alguien los planes y pedirle que dé la alerta ante posibles incidencias es una norma básica de seguridad para excursionistas solitarios y barranquistas. Para eso está la ficha de intenciones.

M. S. 07/08/2018 a las 05:00
Quienes salen a la montaña sin compañía deben reforzar las precauciones.Prames


Aproximadamente un 5% de los grupos de excursionistas que realizan recorridos y ascensiones por Aragón son en realidad grupos de una sola persona, es decir, montañeros solitarios, según los datos aportados por las encuestas realizadas en la campaña Montaña Segura a lo largo de los años. Sea por el gusto personal de disfrutar de la soledad, por plantearse mayores retos deportivos o por la dificultad de encontrar compañeros conocidos en las fechas que a cada uno le es posible, los excursionistas solitarios siempre van a existir, pero quienes escojan serlo deben ser especialmente conscientes de que su seguridad es su responsabilidad y que deben reforzar las precauciones, comenzando por una sencilla medida básica: la ficha de declaración de intenciones.

Esta ficha es la plasmación de una norma tan elemental como dejar dicho a alguien tus planes y horario de regreso, para que esa persona esté pendiente, si fuera necesario, de activar la alarma lo más rápido posible y guiar a la ayuda, dos aspectos clave ante cualquier percance.

El final habitual de esta precaución será que el excursionista informe a su contacto de que está de vuelta sin incidencias -y desactivar la alerta es también una obligación del montañero- pero siempre hay que pensar que puede darse el caso de que se necesite ayuda y no pueda pedirla uno mismo.

Datos básicos para una acción de rescate

En la web de Montaña Segura se facilita un modelo de ficha que reúne los datos básicos para una acción de rescate; como son itinerario previsto, alternativas que se contemplan o el equipo que se lleva. Así se simplifica al máximo recopilar y transmitir información que puede ser vital.

Con el mismo fin, en la misma web de Montaña Segura se puede encontrar otra ficha similar específicamente dirigida a los barranquistas, dado que incluso si se practica en compañía, en los barrancos es difícil tener cobertura telefónica para llamar al 112, el teléfono de emergencias, y no es raro que el aviso de que un grupo no ha regresado de un descenso lo den familiares o el propio alojamiento, que no sepan dónde se dirigía y se retrase su localización.

Cuidado con los excesos de confianza

Así, la declaración de intenciones es una medida de seguridad tan sencilla como útil; pero quienes vayan solos a la montaña, también deben tener presente que debe ser solo el primer paso. Un problema añadido puede ser incluso que los montañeros solitarios suelen tener experiencia y buenas condiciones, y esto puede llevar a un exceso de autoconfianza y a no valorar bien la capacidad de reaccionar sin ayuda o a pasar por alto consejos conocidos por todos.

A la hora de planificar, equiparse y actuar hay que estar atento para bajar el listón de la dificultad que se afronta, calcular bien horarios o distancias, preparar el material (móvil bien cargado, frontal, botiquín...) o saber renunciar ante las dificultades. En resumen, para ir a la montaña sin compañía es fundamental añadir un extra de prudencia.

Más noticias en Unpaisdemontañas.





Outbrain

© HERALDO DE ARAGON EDITORA DIGITAL, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3290, Folio 156, Hoja Z-39438
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual