teruel

Las obras de la estructura del nuevo hospital de Teruel, en la recta final

El Colegio de Médicos pide a la DGA que aumente la plantilla de facultativos con vistas al funcionamiento del futuro centro sanitario

Estado en que se encuentran las obras del nuevo hospital de Teruel, en la zona del Planizar 
Antonio García/Bykofoto

Los trabajos de construcción del nuevo hospital de Teruel, que arrancaron el pasado mes de abril con un plazo de ejecución de cuatro años y un presupuesto de 87,7 millones, avanzan de forma rápida y su estructura está ya prácticamente terminada. La utilización de tecnologías de última generación ha permitido que la obra haya crecido en los últimos meses a un ritmo de 1.400 metros cuadrados de forjado –el suelo que separa cada piso del edificio– por semana.

Por delante queda, no obstante, mucho trabajo. Fuentes próximas a la ejecución del proyecto advierten de que el cerramiento de la estructura y su acondicionamiento interior, así como el equipamiento del mismo, no avanzarán tan rápido, al requerir de la participación coordinada de varios gremios y tratarse de una labor más compleja.

El presidente del Colegio de Médicos de Teruel, Ismael Sánchez, expresó este domingo su "satisfacción" por el buen desarrollo de las obras, si bien reclamó un incremento del número de profesionales sanitarios de cara a la apertura del futuro centro hospitalario. "Ha llegado el momento de que el Gobierno aragonés se ponga a trabajar en la adecuación de las plantillas de médicos", afirmó.

Según Sánchez, la atención especializada en la capital turolense, tanto hospitalaria como de consultas externas, de la que depende la población que vive en la mitad sur de la provincia –cerca de 90.000 habitantes– precisa un 11% más de facultativos de los que hay ahora, que rondan los 150.

El presidente del colectivo de médicos pide que se dimensionen las plantillas no solo con criterios de población "sino también con los de investigación y docencia". "Los médicos deben tener tiempo para crecer profesionalmente y enseñar, no solo para pasar consulta y hacer guardias", reclama. Añade que en hospitales pequeños "el déficit de profesionales crea más problemas que en los grandes".

El Colegio de Médicos estará "vigilante" para que el Gobierno aragonés abra en el nuevo hospital de Teruel una unidad de radioterapia satélite de la de Zaragoza, tal y como reclama la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), cuyo funcionamiento evitaría desplazamientos a los pacientes.

Ismael Sánchez mostró su desacuerdo con que el nuevo hospital solo vaya a tener 56 habitaciones individuales frente a 78 dobles. El presidente del Colegio de Médicos reconoció, no obstante, no poder hacer "nada más" para convencer a los gestores de la Administración "de que en un hospital del siglo XXI todas las habitaciones deben ser individuales".

Etiquetas