La sala de espera de Urgencias del Obispo Polanco tendrá una zona aislada para los niños

 Las obras para remodelar el espacio empezarán en primavera, durarán dos meses y costarán unos 180.000 euros.

Acceso y sala de espera de Urgencias. Esta unidad necesita más espacio desde hace años.
Javier Escriche

La sala de espera del área de Urgencias del hospital Obispo Polanco de Teruel tendrá zonas diferenciadas para adultos y niños. En la actualidad, unos y otros comparten espacio, lo que había motivado algunas quejas por parte de padres que acuden con sus hijos a este servicio sanitario.

Las obras para remodelar esta Unidad arrancarán la próxima primavera, según informó ayer el gerente de los sectores sanitarios de Teruel y Alcañiz del Gobierno aragonés, José Ignacio Escuín. Los trabajos, con un coste de alrededor de 180.000 euros, se prolongarán por espacio de dos meses.

En el nuevo espacio, los niños entrarán y saldrán de Urgencias por accesos totalmente independientes de los que usen el resto de los pacientes. Además, la sala de espera para menores estará comunicada directamente con un box y una consulta específicos para pediatría. Asimismo, la zona contará con un baño exclusivo para niños.

"Queremos preservar la infancia. Debemos evitar el riesgo de contagio y también mejorar la imagen de Urgencias, no es solo por los niños, es por el bien de todos los usuarios", subrayó Escuín.

La medida de separar niños y adultos en la sala de espera y en los boxes de Urgencias ya está aplicada en otras muchas zonas del país, sin embargo, ninguno de los dos hospitales de la provincia de Teruel, el de la capital y el de Alcañiz, cuentan con ella por el momento. Según Escuín, en el centro hospitalario de esta última ciudad, de ámbito comarcal, no se puede poner en marcha dicha diferenciación de pacientes por falta de espacio. "No hay sitio", remarcó el gerente de los sectores de Teruel y Alcañiz.

Adiós a las aglomeraciones

La reforma de la Unidad de Urgencias del hospital Obispo Polanco acabará también con las aglomeraciones que a menudo se registran en la sala de espera. El acondicionamiento de un nuevo espacio estanco destinado solo a los niños supondrá ganar superficie y ello se hará a costa de un quirófano, del habitáculo que antes ocupaba el servicio de emergencias 061 y que ahora está en desuso, así como de algunos cuartos dedicados a almacén. Las obras permitirán igualmente construir un baño adaptado a personas con movilidad reducida, que ahora no existe.

"Desde hace años era necesaria esta remodelación y, por fin, ya tenemos los planos sobre la mesa y pronto será una realidad", destacó José Ignacio Escuín. Según dijo, la intervención en el área de Urgencias no puede esperar más a pesar de que en el horizonte esté la construcción de un nuevo hospital en la capital turolense.

"Tendremos un hospital nuevo, pero los años pasan y todo aquello que se pueda mejorar, debemos mejorarlo", manifestó Escuín. Está previsto que la primera piedra del futuro hospital de Teruel, que se levantará en terrenos del paraje conocido como El Planizar, se ponga el próximo mes de marzo. El Gobierno de Aragón maneja 2022 como fecha de entrada en servicio de esta nueva infraestructura sanitaria.

Etiquetas