Un globo aerostático parte de Alemania y aterriza en Valbona

La nave recorrió 1.300 kilómetros durante 35 horas desde Essen hasta tomar tierra a 45 kilómetros de Teruel.

Vista general de Valbona.
Laura Uranga

Un globo aerostático procedente de la ciudad de Essen, al oeste de Alemania, ha aterrizado este viernes en el municipio de Valbona sin contratiempos después de recorrer 1.300 kilómetros y volar a merced de las corrientes de aire durante 35 horas. El piloto de la aeronave ha tomado tierra sano y salvo en un descampado situado a unos 45 kilómetros de Teruel.

El aterrizaje ha pasado desapercibido para los vecinos de Valbona. El piloto ha contactado al llegar con el aeropuerto de Zaragoza y con la administración alemana para comunicar que había tomado tierra si novedad de acuerdo con su plan de vuelo. Posteriormente, se ha comunicado con el director del aeropuerto de Teruel, Alejandro Ibrahim, con quien conversó sobre su travesía cruzando media Europa por el aire.

Ibrahim ha señalado que el vuelo en globos aerostáticos es un deporte con una creciente afición en Europa. Ha indicado que los pilotos de estos aparatos conocen las corrientes de aire y sus direcciones y las aprovechan para llegar a sus destinos, en este caso las inmediaciones de Teruel capital.

Casualmente, mientras circulaba en su coche por la autovía A-23 en dirección a Valencia, Alejandro Ibrahim ha podido ver al globo durante su vuelo y poco antes de posarse en el suelo, aunque en aquel momento no conocía los detalles del periplo de la aeronave, que partió la noche del pasado día 2.

El globo levantó el vuelo en las proximidades de la ciudad de Essen a las 23.45 –hora española– del pasado miércoles y llegó a su destino en Valbona en torno a las 10.00 de este viernes. Durante su largo trayecto, ha alcanzado una altura máxima ligeramente superior a los 15.000 pies, unos 5.000 metros. Entre los principales obstáculos geográficos salvados durante el vuelo, destaca la cordillera de Los Pirineos

Etiquetas