Menu lateral amp
Teruel

Condenan a 40 jornadas de trabajo a un hombre que golpeó a su esposa al no poder conciliar el sueño

El acusado propinó fuertes puñetazos a la mujer en la cara, en la cabeza y en el cuello

14/07/2018 a las 05:00
Imagen del acceso principal al Palacio de Justicia de TeruelAntonio García/Bykofoto


El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número tres de Teruel ha condenado a un vecino de esta ciudad a 40 jornadas de trabajos en beneficios de la comunidad por haber golpeado a su esposa en el transcurso de una discusión motivada porque el procesado no podía conciliar el sueño debido al ruido que hacían al dormir las hijas de la pareja, de dos años de edad.

Según se relata en la sentencia, hecha pública este viernes, los hechos ocurrieron sobre la 1.00 del pasado 9 de julio en el domicilio familiar. El acusado propinó fuertes puñetazos en la cara, en la cabeza y en el cuello a su esposa, quien debido a los golpes sufrió una contusión cráneo-facial con hematoma en la nariz y en uno de los pómulos, así como dolor en el cuero cabelludo, una contusión leve en la muñeca y una herida en el labio que tardaron en curar diez días.

El magistrado del Juzgado número 3, Jerónimo Cano, impone al encausado la prohibición de aproximarse a su esposa a menos de 100 metros, así como a los lugares que ella frecuente, y a comunicarse con ella por cualquier medio. Además, deberá indemnizarla con 350 euros por las lesiones que le ocasionó. El juez prohíbe también que las niñas salgan del territorio nacional sin autorización materna.

El acusado reconoció los hechos y se conformó con la pena propuesta por el Ministerio Fiscal, lo que le supuso la reducción de la condena en un tercio. El fallo considera que la actuación del procesado constituye un delito de violencia contra la mujer.





Outbrain

© HERALDO DE ARAGON EDITORA DIGITAL, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3290, Folio 156, Hoja Z-39438
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual