Huesca

Comienzan en el castillo de Montearagón las obras para su apertura al público

La intervención, dirigida por el Instituto del Patrimonio Cultural de España para consolidar la colina y los muros del monumento, prevé una inversión 1,2 millones de euros y un plazo de ejecución de 14 meses.

Uno de los muros del castillo de Montearagón.
Rafael Gobantes

El Ministerio de Cultura y Deporte ha comenzado esta semana las obras de consolidación y restauración del castillo de Montearagón, situado en el municipio de Quicena. El Instituto de Patrimonio Cultural de España (IPCE) dirigirá la intervención en esta fortaleza, construida por Sancho Ramírez en la segunda mitad del siglo XI, con una inversión de 1.195.181,37 euros y una duración estimada de 14 meses. No obstante, las máquinas todavía no han llegado al castillo, ya que estos primeros momentos se van a acometer trabajos técnicos.

La obra, adjudicada a Damarin SL, garantizará la estabilidad del edificio y la correcta evacuación de aguas de lluvia para preservar la integridad del conjunto. Tras una primera fase de estudio de los taludes y la realización de informes petrográficos y geotécnicos, se acometerán intervenciones estructurales de micropilotaje, recalces y cosido de muros para garantizar la estabilidad de las estructuras.

Posteriormente, se emprenderán las intervenciones previstas en el interior del castillo: excavación de rellenos con control arqueológico, consolidación de vanos y partes altas de muros, atado de grietas y rellenos de fisuras y ejecución de los sistemas de evacuación en las distintas partes del recinto. Las obras culminarán con el acondicionamiento del interior para garantizar la seguridad de los visitantes en su futura reapertura al público.

La intervención actual continúa décadas de trabajos llevados a cabo desde el IPCE para garantizar la consolidación de la fábrica del castillo, la restauración de las áreas más dañadas y la realización de estudios arqueológicos. Entre las actuaciones más destacadas, el Ministerio invirtió 442.000 euros entre 2001 y 2003 en la restauración de la fachada sur; 580.000 más entre 2006 y 2009 en obras para reforzar la mampostería de los muros; y más de 200.000 entre 2010 y 2011 en la restauración, limpieza, consolidación y recuperación del entorno del muro sur, según informan desde la Subdelegación del Gobierno en Huesca.

El proyecto cuyas obras acaban de empezar comenzó a prepararse hace diez años. A la demora ha contribuido también la necesidad de incluir la limpieza de las pintadas que aparecieron en muros y paredes en abril de 2019. Los dos menores juzgados por esta acción fueron condenados resarcir los daños ocasionados en el monumento y valorados en 15.000 euros. 

Etiquetas