Aragón y Cataluña compartirán informes clínicos de pacientes de zonas limítrofes

El acuerdo beneficia sobre todo a 46 municipios de las tres provincias, que recientemente renovaron el convenio para cubrir urgencias 

Centro de salud de Fraga, cuya población es atendida en el hospital de Lérida
Patricia Puértolas

Aragón y Cataluña podrán compartir los informes clínicos de los pacientes de las zonas limítrofes, que son atendidos en una u otra Comunidad, una medida que beneficiará a 46 municipios de comarcas de las tres provincias, especialmente a la de Huesca, donde las localidades de la zona oriental tienen como referencia el hospital de Lérida. La medida la ha dado a conocer este viernes la Subdelegación del Gobierno en Huesca, que ha explicado que el Departamento de Salud de la Generalitat de Cataluña ha activado la posibilidad de que los informes de su población puedan consultarse en el resto del Sistema Nacional de Salud y está previsto que en los próximos meses los médicos catalanes puedan igualmente acceder a los informes de las personas de otras Comunidades autónomas. 

De esta manera, valora el Gobierno, "se cubre un hito importante para completar el mapa de implantación de este servicio". El objetivo de este proyecto del Sistema Nacional de Salud es "mejorar la atención que se presta a los ciudadanos cuando demandan asistencia sanitaria en sus desplazamientos geográficos, garantizando el acceso a una serie de conjuntos de datos clínicos del paciente, generados en cualquier Servicio Autonómico de Salud".

Los datos forman parte de informes emitidos por atención primaria, especialistas, servicios de urgencias, altas hospitalarias, enfermería, laboratorio, pruebas de imagen y otras pruebas diagnósticas.

La subdelegada del Gobierno de España en Huesca, Isabel Blasco, que además antes de ocupar este cargo era directora provincial de Sanidad, valora muy positivamente esta nueva medida, "que mejora la seguridad de los pacientes, al permitirse compartir datos relevantes de cada paciente y consultar la información clínica existente en cualquier servicio autonómico de salud". "Cuando un paciente no esté en su región, cualquier médico podrá consultar los datos más relevantes, alergias, si es seropositivo para algún virus, o cualquier tipo de intervención quirúrgica necesaria. También, la constancia de voluntades anticipadas de cualquier persona que quiera ser donante en cualquier lugar del territorio, las limitaciones terapéuticas que cada paciente pone a su pronóstico vital, o los datos mínimos en la historia clínica electrónica”, ha añadido.

La medida incrementa de forma sustancial la accesibilidad de información clínica electrónica interoperable para 7.890.000 personas, lo que supone un total de 42.809.000 personas en el total del sistema sanitario nacional, y permite alcanzar una cobertura del 94,64% sobre la población. 

En el caso de Aragón, este convenio es importante, tras la renovación recientemente entre Aragón y Cataluña del acuerdo de colaboración para cubrir urgencias y emergencias en 81 municipios limítrofes de ambos territorios, 46 de ellos aragoneses: 12 de la comarca de la Ribagorza, 10 de La Litera, 7 del Bajo Cinca, 4 del Bajo Aragón-Caspe y 13 del Matarraña. Implica la participación y la movilización de los recursos asistenciales que tienen en la zona tanto el 061 Aragón como el Sistema de Emergencias Médicas (SEM) de Cataluña, así como las respectivas centrales de coordinación.

El Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, junto con las Comunidades Autónomas y el Instituto Nacional de Gestión Sanitaria, llevan más de una década trabajando en la interoperabilidad de los informes clínicos electrónicos. Se trata de un proyecto común también conocido como Historia Clínica Digital Interoperable del Sistema Nacional de Salud que ahora da sus últimos pasos para la culminación de su implantación generalizada. Los ciudadanos también pueden de acceder a sus datos clínicos mediante un sistema de identificación digital y, además, pueden conocer desde qué centros y servicios se ha accedido a su información personal de salud, restringir de forma selectiva el acceso a documentos y reclamar en caso de que consideren injustificado un acceso.

El convenio afecta a los siguientes municipios en Aragón: 

- En la Ribagorza (Huesca): Montanuy, Laspaúles, Bonansa, Sopeira, Arén, Monesma y Cajigar, Castigaleu, Puente de Montañana, Tolva, Viacamp y Litera, Benabarre y Estopiñán del Castillo.

- En La Litera (Huesca): Baells, Camporrells, Baldellou, Castillonroy, Alcampell, Albelda, Tamarite, Altorricón, Binéfar y Vencillón.

- En el Bajo Cinca (Huesca): Belver de Cinca, Osso de Cinca, Zaidín, Velilla de Cinca, Fraga, Torrente de Cinca y Mequinenza.

- En el Bajo Aragón (Zaragoza): Fayón, Nonaspe, Fabara, Fayón y Maella.

- En el Matarraña (Teruel): Mazaleón, Calaceite, Arens de Lledó, Lledó, Valdetormo, Torre del Comte, Cretas, Valderrobres, La Fresneda, Fórnoles, Fuentespalda,

Beceite y Peñarroya de Tastavins.

Etiquetas