Asaja rechaza en Europa las medidas de protección y compensación por los ataques del lobo al ganado

El sindicato Asaja plantea la creación de una comisión que aborde las cuestiones técnicas y medioambientales, relegando las corrientes de opinión "pseudopolíticas".

Asaja rechaza ante la Comisión Europea las medidas de protección y compensación para solucionar los ataques del lobo al ganado
Heraldo.es

El sindicato Asaja ha rechazado ante la Comisión Europea las medidas de protección de rebaños e indemnización como vía de solución a los ataques del lobo a la ganadería extensiva propuestas por la Dirección General de Medio Ambiente  porque "carecen de toda validez".

Según los ganaderos, la protección de los rebaños "es inviable" desde un punto de vista económico porque son sistemas de producción de baja rentabilidad, con una extensa actividad de pastoreo gestionando un vasto territorio. Esto obliga a que los rebaños pasen mucho tiempo en amplias superficies valladas, en las que fácilmente se introducen los lobos.

En cuanto a la compensación de los daños por parte de las autoridades,  "la experiencia nos dicen que carecen de toda credibilidad, ya que líneas de ayudas implementadas para compensar daños de otras especies animales no han sido pagadas a los afectados, que han tenido que recurrir a la vía judicial para ver reconocido su derecho al cobro".

Una delegación de Asaja formada por representantes de Aragón, Andalucía, Cantabria y Cataluña defendió esta postura en un encuentro mantenido el 6 de diciembre en Bruselas. El sindicato destaca que "es intolerable que una parte de la opinión pública, con una información sesgada o una postura muy ideologizada marquen las directrices públicas en materia medioambiental". En su opinión, hay que buscar posturas técnicas y que protejan la labor medioambiental de la ganadería extensiva.

Asaja apeló a la Comisión a actuar con responsabilidad abordando los cambios necesarios en la Directiva de Hábitats, en lugar de la apuesta por el lobo frente a la ganadería extensiva. En este encuentro se ahondó en la importancia de los pastos de montaña, mediterráneos y la dehesa, "los cuales son creados y mantenidos por la ganadería extensiva junto con el hombre". "Si el lobo acaba con la ganadería extensiva estos sistemas de pastos entrarían en grave riesgo de desaparición, siendo que algunas zonas tienen una o más de una figuras de protección ambiental", afirman los ganaderos. 

Como ejemplo, se puso la propia administración española, que en la Estrategia para la Conservación y Gestión del Lobo en España, aprobada en Conferencia sectorial en 2005, recomienda la gestión y control de los lobos, "e incluso cree que su presencia no es razonable en ciertas zonas ganaderas, lo cual es, sin duda, incoherente con los planteamientos que se están realizando".

Asaja plantea la creación de una comisión que aborde las cuestiones técnicas y medioambientales, "relegando las corrientes de opinión pseudopolíticas, alejadas del interés general". "Las cuestiones, medioambientales, territoriales, sanitarias (muchas enfermedades están llegando por la falta de rigor y control en la fauna), y sociales tienen que ser la prioridad en las políticas públicas", apostillan desde el sindicato.

Etiquetas