"Este año los cauces han cambiado más"

Álex Castro vicepresidente de la asociación de guías de la sierra de Guara.

"Este año los cauces han cambiado más"
A. C.

La gran cantidad de agua que en un momento dado puede bajar por un cañón, la inexperiencia y un error de evaluación del nivel de exigencia del barranco o del grupo con el que se desciende son las causas de los principales accidentes, según la Asociación de Guías de la Sierra de Guara. "Son imprudencias. Las que vemos son utilizar un equipo inadecuado, como la falta de casco por ejemplo. Y las que no se ven son la falta de experiencia. Otras imprudencias son saltar en sitios con poca profundidad porque este año, por ejemplo, como ha habido crecidas los fondos han cambiado y hay lugares donde antes se saltaba con total normalidad y ahora son peligrosos. Eso ha pasado siempre, pero este año más", recalca Álex Castro, vicepresidente de la entidad.

Este experto recomienda siempre realizar un barranco con una empresa de aventura o un guía. "También se producen incidentes, pero suelen ser más pequeños como torceduras o así, cosas inevitables. La mejor manera de saber las condiciones de los barrancos es hablar siempre con los guías locales. No nos importa dar información si eso puede evitar accidentes. Informarse bien es la clave", subraya.

Y añade que "los guías somos conscientes de que el barranquismo es una actividad de riesgo y ponemos todos los medios posibles para gestionarlo y minimizarlo al máximo. Conocemos muy bien el terreno y sabemos por dónde pasar y cómo actuar con diferentes caudales e incluso valorar mejor cuando un barranco no se puede hacer por llevar un caudal elevado. La gente con poca experiencia, que conoce poco el terreno y que va sin guía tiene más posibilidad de sufrir un accidente grave. Aunque eso no quiere decir que no haya gente sin guía, que tenga experiencia y que conozca bien el terreno, gente que se ha formado".

Desde la asociación de guías se hace hincapié en que este trabajo consiste en "buscar el equilibrio entre seguridad y diversión. Nuestro objetivo es hacer que la gente se lo pase bien con la máxima seguridad posible. Pero el riesgo cero no existe".

Además de vivir una experiencia de ocio, matizan que transmiten valores de respeto a la naturaleza y al entorno. "Nos gusta transmitir los conocimiento de fauna, flora y geología dentro del Parque Natural", afirma.

Etiquetas