Adjudicada por casi 1,4 millones la reivindicada reforma de las cuatro travesías de Barbastro

La intervención financiada por el Ayuntamiento (40%) y la DGA (60%) permitirá mejorar el firme, construir aceras y reforzar los taludes.

Adjudicada por casi 1,4 millones la reivindicada reforma de las cuatro travesías de Barbastro
José Luis Pano

Las esperadas obras de adecuación de las cuatro travesías de Barbastro podrían comenzar este verano y prolongarse durante un plazo de dos años. Es la previsión que maneja el Ayuntamiento, satisfecho de que por fin un Ejecutivo autonómico atienda esta histórica reivindicación de la capital del Somontano que contribuirá a dignificar los accesos desde Huesca, el eje del Vero, Francia y Lérida.

El coste rondará finalmente los 1,4 millones de euros. El Consistorio y el Gobierno de Aragón firmaron un acuerdo para invertir 1.506.883,81 euros en esta actuación, pero las empresas adjudicatarias han reducido el importe con las bajas presentadas. Al final, el Ayuntamiento aportará 536.267 euros (39,37%), y la DGA, los 825.854 restantes (60,63%).

Las obras de las cuatro travesías se han adjudicado a dos empresas. Hermanos Caudevilla se hará cargo de la N-123 (la avenida Pirineos y la carretera de acceso a Ribagorza y Sobrarbe), y de la N–240 en dirección a Lérida. El importe de estas dos actuaciones asciende a 671.187 euros. Por su parte, Copcisa acometerá la A-1232 (carretera a Salas) y la N-240 en dirección a Huesca. La cuantía de esta otra intervención asciende a 690.936 euros.

La entrada a Barbastro que más urgía una intervención es la de la N-123 que conecta con la avenida Pirineos. Y es que en muchos puntos la maleza se ha adueñado de las márgenes y hay tramos donde no hay acerados, lo que genera cierta peligrosidad para los peatones del barrio Bellavista y las empresas sitas en el polígono de la Cerámica.

La actuación comenzará en pleno casco urbano, en el puente de la Avenida Pirineos, que verá cómo se ensanchan sus aceras a lo largo de sus 70 metros, eliminando así el problema de movilidad peatonal. En la zona no urbana de 1.722 metros hasta la intersección con la actual N-123, en el lado izquierdo, se prevé ejecutar un paseo peatonal de 2,5 metros de anchura. La longitud total de actuación es de 2.281 metros

Reforzar el Puente de Hierro

Mientras, la actuación en la carretera A-1232 de Barbastro a Puente Buera consistirá en la ejecución de muros de hormigón anclados al terreno para estabilizar los taludes y en la construcción de las aceras hasta la Ronda Norte y hasta el final de la travesía, en el Puente de Hierro, cuyo tablero se saneará para garantizar su seguridad estructural y podrá ser un paso para peatones (actualmente está cortado al tráfico). La longitud total es de 968 metros y con esta obra se conseguirá mejorar el acceso al barrio de San Juan tanto para los peatones como para los vehículos.

Mientras, en la N-240 se actuará en dos tramos diferentes. El primero, desde la intersección con la nacional en dirección a Monzón con la avenida de Tarragona, junto al recinto ferial. La longitud total de intervención es de 865 metros y consistirá en la reposición de aceras y de firme.

El segundo tramo empieza en el final del Paseo del Coso, correspondiente a la avenida Ejército Español, y finaliza en la intersección con la calle Virgen del Pueyo, donde se prevé reponer el pavimento en un ancho de nueve metros y la ejecución de aceras en el lado izquierdo. La longitud de actuación es de 994 metros.

"Las actuaciones son más ambiciosas que el mero hecho de mejorar la entrada a la ciudad. Llegan hasta el núcleo urbano como la institución ferial, el puente de Acín, la calle Virgen del Pueyo o el acceso al barrio San Juan. También se van a evitar desprendimientos reforzando taludes y se reforzará el firme y colocando acerados. La iluminación ya llegaría en una segunda fase", señala el concejal de Urbanismo, Iván Carpi.

La mejora de las entradas a Barbastro ha sido una proclama generalizada que todos los partidos llevaban en sus programas electorales desde hace muchos años. El último Gobierno popular en la DGA, con Rudi, llegó a destinar una partida de 900.000 euros para esta intervención que no se llegó a adjudicar.

"El Ayuntamiento ha reivindicado esta obra en los distintos gobiernos de Aragón y por fin alguien nos hace caso. Ha tardado porque es una actuación costosa en tiempo y en dinero. Es una obra fundamental que va a mejorar nuestra ciudad y condicionará su desarrollo futuro", destaca el concejal de Urbanismo.

Una vez que terminen estas actuaciones, desde el Gobierno de Aragón cederán la titularidad de las cuatro travesías al Ayuntamiento de Barbastro.

Etiquetas