La limpieza viaria se adjudicará a la empresa Valoriza por algo más de 7 millones de euros

Ha sido la oferta mejor valorada entre las siete que se presentaron al concurso del Ayuntamiento de Huesca, tras la fallida remunicipalización del servicio.

Uno de los trabajadores del servicio de limpieza viaria que ahora presenta la empresa Grhusa.
V.Lacasa

La Mesa de Contratación del Ayuntamiento de Huesca ha propuesto a la empresa Valoriza, del Grupo Sacyr, como adjudicataria de la limpieza viaria de la ciudad para los próximos cuatro años y por 7.023.316 euros. Su oferta, elegida este viernes entre un total de siete, no era la más barata, pero sí la que más puntos (41,00 en la fase previa) ha obtenido en la valoración final. De hecho, dos de las propuestas no pasaron el primer corte y fueron excluidas por no alcanzar la baremación mínima (20,00).

La privatización del servicio se lleva de nuevo a cabo tras el fallido intento de remunicipalización acometido hace 10 meses por el equipo de gobierno (PSOE-Cambiar-Aragón Sí Puede), en cumplimiento de uno de los compromisos del pacto firmado entre las tres fuerzas para este mandato.

El pliego de condiciones, que salió por 7.371.238 euros (sin IVA) incluía, además de la subrogación de los empleados, condiciones especiales de ejecución como promover el empleo de personas con dificultades de inserción en el mercado laboral, eliminar desigualdades entre el hombre y la mujer, mejora y control de los parámetros de sostenibilidad y favorecer la formación.

La que será la nueva adjudicataria del servicio en Huesca realiza la limpieza viaria en más de 100 municipios de España. Entre los que destacan capitales de provincia como Cádiz, Lérida, Soria o Toledo y grandes poblaciones como Alcalá de Henares, Majadahonda, Coslada o San Fernando de Henares en Madrid.

Valoriza asumirá el 1 de julio las tareas que desde ese misma fecha de 2017 realiza la empresa pública de gestión de residuos Grhusa, a la que se transfirió el servicio al finalizar la contrata que el Ayuntamiento tenía con FCC desde 2103, cuando el gobierno del PP decidió sacar a concurso la mitad del servicio de limpieza viaria por 2,7 millones también para cuatro años. El otro 50% se quedó, y sigue, en manos municipales.

La acumulación de infracciones contractuales de FCC y las condiciones laborales de los trabajadores, que convocaron varias huelgas, convirtieron la remunicipalización del servicio en bandera del programa electoral de Cambiar Huesca en 2015.

En mayo del año pasado, con el respaldo del equipo de gobierno y los votos en contra del PP y Ciudadanos, el pleno aprobó una encomienda de gestión a Grhusa para que se hiciera cargo del servicio y de los empleados de FCC. Era la única forma de asegurar la continuidad de estos.

Recursos en los tribunales

El PP recurrió ese acuerdo ante el Tribunal de Contratos Administrativos de Aragón (Tacpa) porque "ignoraba los principios constitucionales de acceso al empleo público. El organismo lo anulo al considerar que la encomienda era "contraria a la normativa de contratación pública" y que escondía "una adjudicación directa de un contrato público". El tripartito alegó ante el Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA), pero a la espera de resolución decidió sacar el servicio de nuevo a concurso.

FCC, a través de una de la empresas que funcionan como ‘marcas blancas’, también se presentó al concurso, según confirmaron desde la compañía. En esta ocasión, su oferta económica era la más elevada (7.150.101 euros), pero su primera valoración fue solo de 21,50 puntos.

Etiquetas