Un chef con estrella Michelin impartirá un curso express de hostelería en Huesca

La empresa de Carmelo Bosque (Lillas Pastia) y la Academia ATO formarán ayudantes de cocina y de camarero.

Pilar Almudévar, Federico Lardiés,Carmelo Bosque y Pilar Novales antes de la presentación del curso de hostelería.
Rafael Gobantes

Los hosteleros de Huesca reclaman formación, y no solo la que se imparte en el Escuela de Hostelería de Huesca, el centro donde se prepara la cantera de profesionales de la provincia. De cara al verano, cuando aumentan las contrataciones en el sector, el Ayuntamiento de Huesca ha organizado un taller destinado a menores de 30 años que estén dentro de los planes de garantía juvenil para prepararse como ayudante de cocina y de camarero de barra y terraza.

Este curso de Hostelería Express tendrá un mentor de lujo, un chef con una estrella Michelin: Carmelo Bosque, del Lillas Pastia. La empresa que dirige, Restauración Osca, y la Academia Técnica Oscense (ATO) han unido fuerzas y han creado una UTE que ha sido seleccionada para impartir el taller, financiado con fondos europeos (80%) y municipales (20%).

Es la segunda experiencia de este tipo que se organiza a través del Plan Local de Empleo. El curso anterior preparó aprendices de carnicero “y cinco de las 10 personas que participaron ya están trabajando”, ha indicado este viernes Pilar Novales, concejala de Desarrollo.

El curso de Hostelería Express tiene como premisas impartir una formación “ágil, eficaz y rápida”. La parte teórica, de 120 horas, se desarrollarán del 21 de mayo al 29 de junio. Tendrá lugar de 9.00 a 13.00 en el restaurante Lillas Pastia, con el personal del equipo de Carmelo Bosque y de la Ademia ATO. Además, habrá un periodo práctico de 40 horas en la primera semana de julio y a jornada completa en diferentes restaurantes de la ciudad. Hay 15 plazas para cada uno de los dos itinerarios y pueden participar personas de 16 a 29 años inscritas en el Inaem e incluidas en el Sistema Nacional de Garantía Juvenil.

Carmelo Bosque ha destacado la importancia de acercar el oficio de la hostelería a personas que están en desempleo. “Sería un éxito si el 50% de los participantes pudiesen tener un contrato de trabajo durante todo el verano. Asimismo, ha expresado su interés en que el restaurante que dirige y el propio espacio del Casino de Huesca, donde está ubicado, se convirtiera en “una casa de cultura y gastronomía”.

Etiquetas