Encerrado por su jefe en el cajón de una furgoneta tras negarse a hacer una denuncia falsa

Al parecer, se negó a interponer una denuncia por intento de atropello por parte de un agricultor que había arrollado a tres corderos. Su jefe fue detenido por presuntos delitos de coacciones, amenazas y detención ilegal.

Un coche de la Guardia Civil.
Guardia Civil

Agentes de la Guardia Civil han detenido en la comarca del Bajo Cinca a un ganadero que mantuvo encerrado a un pastor que trabajaba para él en el habitáculo de carga de una furgoneta con la que se desplazó durante tres horas por caminos sin asfaltar, de forma brusca y agresiva.

Según informa el Instituto Armado, con esta acción el ganadero quiso castigar a su trabajador por negarse a presentar una denuncia contra un agricultor que atropelló, el pasado 31 de enero, a tres de sus ovejas mientras realizaba trabajos de campo en su propiedad.

Los agentes desplazados a la finca comprobaron que las reses muertas y el rebaño se encontraban junto al agricultor y el pastor, que reconoció no tener autorización para pastar en el interior de la finca.

Esa misma tarde, el detenido coaccionó, presuntamente, al pastor para que denunciase ante la Guardia Civil y en el centro de salud de su municipio haber sufrido un intento de atropello por parte del referido agricultor.

Al no estar conforme con formular denuncia por los hechos falsos y comunicar a su jefe que no volvería a entrar con el ganado en fincas privadas sin autorización, el pastor fue introducido a la fuerza en la caja de carga de una furgoneta que no tenía apertura desde dentro y comenzó a conducir por caminos de manera agresiva.

Durante tres horas, el pastor sufrió un brusco viaje a través de caminos sin asfaltar y con frenazos y maniobras repentinas, lo que le originó, supuestamente, diversas lesiones de las que tuvo que ser atendido en un centro médico.

Posteriormente, en el mes de febrero, agentes de la Guardia Civil del puesto de Alcolea de Cinca se desplazaron a una finca agrícola en la que el detenido estaba amenazando en esos momentos al agricultor responsable del atropello.

Los agentes detuvieron al sospechoso, un vecino de la comarca del Bajo Cinca de 39 años, y lo pusieron a disposición judicial por presuntos delitos de coacciones, amenazas y detención ilegal.

Tras prestar declaración en el juzgado de instrucción de Fraga, el detenido fue puesto en libertad con cargos.

Etiquetas