Nuevo revés judicial en Huesca a la remunicipalización del servicio de limpieza viaria

El TSJA rechaza la medida cautelar solicitada por el Ayuntamiento para que lo preste la empresa pública Grhusa.

El Ayuntamiento de Huesca ha recibido un nuevo revés judicial en su pretensión de remunicipalizar la limpieza viaria, que estuvo cuatro años en manos de una empresa privada durante el anterior mandato del PP. El Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) ha rechazado la petición de la administración local para que, mientras se sustancia el fondo del asunto y como medida cautelar, se le permitiera mantener el servicio en manos de la empresa Grhusa, la sociedad de capital público que gestiona los residuos urbanos de las comarcas del Alto Gállego, Hoya de Huesca y Jacetania.

El portavoz del Partido Popular, que ayer dio a conocer el auto judicial, dijo que se ha engañado a los trabajadores, y acusó al alcalde, Luis Felipe, de estar prestando el servicio "fuera de la ley". Según Gerardo Oliván, Grhusa debería haber dejado ese trabajo cuando, en julio de 2017, el Tribunal Administrativo de Contratos de Aragón (Tacpa), estimando un recurso del Partido Popular, declaró nula la remunicipalización realizada a través de una encomienda de gestión a la citada empresa pública. Según la sentencia, el encargo no era conforme al derecho vigente (nacional y europeo) y "escondía una adjudicación directa de un contrato público".

Ghrusa había asumido el 50% de los trabajos de limpieza de las calles de la ciudad y una plantilla de 25 trabajadores, los que estaban contratados con FCC, la anterior adjudicataria. La otra mitad del servicio permanece en manos del Ayuntamiento y se presta con una veintena de empleados municipales.

El Ayuntamiento recurrió la sentencia ante el Tribunal Superior de Justicia de Aragón, pero como este podría tardar varios años en pronunciarse, pidió que cautelarmente se le permitiera mantener la encomienda a Grhusa, solicitud que ahora ha visto rechazada.

El último auto no va a tener consecuencias, aseguró ayer el equipo de gobierno, pues el Ayuntamiento de Huesca, de hecho, ya está preparando un pliego de condiciones para sacar a concurso el servicio en vista de las dificultades legales de la remunicipalización. "La medida cautelar tenía sentido antes del 31 de diciembre", señaló el concejal Luis Arduña, del grupo Cambiar Huesca y responsable de remunicipalización. "Se ha resuelto cuando la solicitud ha dejado de tener sentido", añadió. Y es que el pleno aprobó una prórroga de seis meses entretanto se tramitaba la adjudicación del concurso.

El Partido Popular entiende que el auto del Tribunal Superior de Justicia de Aragón da validez al tribunal administrativo para intervenir, evitando que a través de una medida cautelar se produzca una situación irreversible en un contrato público. Su portavoz municipal, Gerardo Oliván, cree que el Ayuntamiento lleva seis meses incumpliendo la decisión judicial de anular la encomienda a Grhusa, "que a día de hoy sigue prestando la mitad del servicio de limpieza viaria".

El representante del PP instó al alcalde a abandonar la vía judicial en este asunto y a acatar la sentencia. En caso contrario, advirtió, su partido acudirá a instancias judiciales, y si es necesario pedirá responsabilidades, para conseguir el cumplimiento efectivo de la decisión del tribunal administrativo. La encomienda de gestión a Ghrusa se aprobó en un pleno en mayo de 2017, con los votos a favor del equipo de gobierno (PSOE, Cambiar Huesca y Aragón Sí Puede) y en contra del PP y de Ciudadanos.

Etiquetas