El PP propone reducir los fondos del Plan de Empleo y crear una Oficina Municipal para atraer inversiones a Huesca

El portavoz popular, Gerardo Olivan, asegura que la gran propuesta del mandato del equipo PSOE-Cambiar-Aragón Sí Puede, "no está cumpliendo sus objetivos".

Gerardo Oliván, portavoz del PP, durante una sesión de pleno en el Ayuntamiento de Huesca
Rafael Gobantes

El gobierno del Ayuntamiento de Huesca (PSOE-Cambiar-Aragón Sí Puede) aprobará en el pleno del 20 de diciembre el presupuesto municipal para 2018, con 50,2 millones de euros. Todo indica que, de nuevo, el documento económico saldrá adelante sin consenso.

El portavoz del PP, Gerardo Oliván, ha sido especialmente crítico con el Plan Local de Empleo, que abandera Cambiar Huesca y en el que se invertirá un millón de euros a lo largo del mandato."El plan de empleo no está cumpliendo sus objetivos y el área de Desarrollo debe trabajar para atraer inversiones a la ciudad", ha dicho el concejal popular. "Estamos en competencia con otros territorios y no se puede esperar a que lleguen los inversores, hay que salir a buscarlos", ha añadido.

En su propuesta, el PP contempla eliminar partidas destinadas al Plan Local de Empleo que suman 150.000 euros y destinar estas cantidad a crear la Oficina Municipal para atraer inversiones. Asimismo, los populares proponen suprimir los 18.000 euros para el Plan Estratégico de Producción Ecológica y los 194.500 euros para el Centro de Transformación Agroalimentaria que se construirá en una de las naves de la Plataforma Logística Plhus. 

El PP, el grupo mayoritario de la oposición, ha criticado el incremento del gasto corriente (9%), el aumento del crédito anual (que pasa de 3 a 3,7 millones), la falta de inversión en la mejora de la red de abastecimiento y el proyecto de reapertura del mercado de abastos, que se prevé instalar en la plaza de toros. Estas son algunas de las propuestas que los populares han llevado este martes a la comisión de Hacienda.

Además, los populares alegan que se habilite una partida de 700.000 euros para reurbanizar el Coso Bajo, detrayendo dinero de la inversión de 1,4 millones para iniciar las obras en el paseo Ramón y Cajal (que empezarían por la plaza de Santo Domingo) y dejando a cero la partida de 250.000 euros para el mercado de abastos."Es un servicio que se cerró porque no había puestos ni demanda", ha señalado Oliván. El concejal ha recordado que fue decisión de los socialistas y que hubo que pagar indemnizaciones por ello. "No entendemos la reapertura", comenta.

Etiquetas