Menu lateral amp
Ayuntamiento de Huesca

La batalla política por supuestos abusos sexuales en San Lorenzo amenaza el pacto de gobierno

Cambiar Huesca, uno de los socios de Luis Felipe, decide hoy en asamblea si pide su dimisión y abandona la coalición. El alcalde dice que si se van, reorganizará el equipo de gobierno

05/09/2018 a las 05:00
Luis Felipe, con la concejala de Seguridad Ciudadana, Teresa Sas (izquierda) y la edil de Cambiar Huesca, Pilar NovalesRafael Gobantes


No son los presupuestos, ni siquiera el debate de toros sí o toros no. El pacto de gobierno en el Ayuntamiento de Huesca, con una coalición de tres formaciones (PSOE, Cambiar y Aragón Sí Puede), está amenazado en estos momentos, a menos de un año de las elecciones, por la gestión de la información sobre un supuesto caso de abusos sexuales ocurrido el primer día de las fiestas de San Lorenzo.

La asamblea de Cambiar Huesca ha convocado para la tarde de este miércoles a sus miembros con un orden del día en el que figura como primer punto: "el análisis de las agresiones sexuales ocurridas durante la celebración de las fiestas de San Lorenzo". Entre los acuerdos a adoptar están "La posible solicitud de dimisiones: subdelegación del Gobierno, concejales responsables de las áreas de Seguridad e Igualdad y alcalde", y "las consecuencias políticas que puedan derivarse en relación con el acuerdo de gobierno".

En medio de una batalla dialéctica que ya dura varios días sobre si Luis Felipe o sus concejales conocían la existencia de una denuncia y ocultaron información, lo que se ha constatado hasta ahora es la apertura de una investigación de oficio, por parte de la Policía Nacional, sobre un posible delito sexual el 9 de agosto; y un segundo caso, en la misma fecha, con una denuncia de por medio tramitada  como presuntos abusos (no agresión) con un detenido al que el juez dejó en libertad con cargos y en la que realizó alguna diligencia la Policía Local. El alcalde anunció la creación de una comisión de investigación que se debate el día 12 en un pleno extraordinario, pero eso no ha conseguido acallar el debate.

La asamblea de este miércoles de Cambiar ( integrado por IU, Equo, Puyalón y ciudadanos a título individual) no se celebra a petición de sus cuatro concejales sino del grupo de coordinación externo. Pero la portavoz del grupo municipal, Carmen García, ha dejado claro que la asamblea es "soberana", "es la que manda". Ella será la encargada de informar sobre los contactos con la concejala de Seguridad Ciudadana, Teresa Sas, y la subdelegada del Gobierno, Isabel Blasco.

"Información contradictoria"

"Existen informaciones contradictorias respecto al papel de los representantes de algunas instituciones. Quizá ha habido ocultación de información, o lo que es lo mismo, una mentira, a Cambiar y al conjunto de la ciudadanía", ha afirmado Jesús Pérez Navasa, del grupo de coordinación, reconociendo que pueden pedirse dimisiones y esto conllevaría la salida del gobierno municipal.

Izquierda Unida de Aragón se adhirió al manifiesto feminista que pidió la dimisión de dos concejales, el alcalde y la subdelegada. "Habrá que ver las consecuencias y hacer un debate político. No hay postura prefijada", ha matizado Pilar Callén, coordinadora en Huesca, quien ha precisado que al ser una confluencia de partidos "se decide entre todos".

Pese a la asamblea, el alcalde mantiene su mano tendida a Cambiar. "En su asamblea, legítimamente pueden adoptar la decisión que consideren", ha declarado, pero en todo caso, si se decide abandonar el gobierno, anuncia que reorganizará las áreas municipales. "Que los ciudadanos de Huesca sepan, con absoluta tranquilidad, que se seguirán atendiendo sus necesidades", ha dicho.

Cualquier petición de dimisión, la suya o la de sus concejales, invalidaría el pacto, advierte Luis Felipe. "Si Cambiar Huesca en su asamblea pide la dimisión de un miembro del equipo de gobierno socialista, lógicamente el pacto no tiene sentido y tendrían que abandonarlo", ha explicado, volviendo a negar que conociera la denuncia. "Lo único que sabía es que había en marcha dos investigaciones de oficio".

Respecto a la posible repercusión en las fiestas, el alcalde asegura que en ningún caso se hubieran suspendido, como pedían los colectivos feministas, sino que se hubiera aplicado el protocolo establecido, es decir, convocado un acto de repulsa. Luis Felipe acusa además al PP de hacer un uso "torticero de un tema tremendamente delicado".

El PP pide una comisión abierta

El portavoz del Partido Popular pidió este martes en rueda de prensa que las sesiones de la comisión de investigación, donde debe determinarse si el alcalde mintió, sean abiertas a los periodistas y a todos los ciudadanos. Gerardo Oliván insistió en la "nefasta gestión" de la información por parte del Ayuntamiento.

Él considera que se intentó ocultar la denuncia por la trascendencia para la celebración de las fiestas, teniendo en cuenta el precedente de Binaced, donde se suspendieron (el último día) tras la violación de una menor. En su opinión, la desinformación alentó los rumores, "y se hablaba de violaciones y drogas de sumisión". "El alcalde robó la tranquilidad a muchas familias en las fiestas", concluyó Oliván.





Outbrain

© HERALDO DE ARAGON EDITORA DIGITAL, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3290, Folio 156, Hoja Z-39438
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual