INFRAESTRUCTURAS

El Portalet estrena el primer radar diseñado para detectar aludes en España y Francia

Los dos países instalan también un dispositivo para provocar avalanchas con el fin de garantizar el tráfico en este importante paso internacional del Pirineo.

El radar de alerta automática tiene un alcance superior a los 3,5 kilómetros y tiene una cobertura de hasta 9 kilómetros cuadrados.
Geopraevent

La carretera transfronteriza del Portalet acaba de estrenar el primer radar existente en España y Francia para detectar avalanchas de forma automática. Con un radio de acción de 3,5 kilómetros, se ha instalado en una canal de la vertiente gala en la que aún no había ningún tipo de control sobre la acumulación de nieve, lo que permitirá detectar cualquier movimiento y cerrar a tiempo el tramo viario de la RD-934 que se vea afectado por un alud.

Además, la Agrupación Europea de Cooperación Territorial (AECT) Espacio Portalet cuenta desde este invierno con otro novedoso sistema para provocar avalanchas mediante explosiones no contaminantes en el Parque Nacional de los Pirineos, que igualmente beneficiará a la seguridad de la carretera, que utilizan casi 400.000 coches al año.

El director del Espacio Portalet, Santiago Fábregas, señala que la inversión alcanza el medio millón de euros, cofinanciada por el programa europeo de cooperación territorial Poctefa. Los dos nuevos elementos de protección se han instalado a unos cuatro kilómetros de la frontera, justo encima del cauce del Gave de Brousset que discurre en paralelo a la carretera.

Fábregas explica que este novedoso sistema proporciona información para mejorar el conocimiento sobre la dinámica y el comportamiento de las avalanchas, puesto que sus datos son "muy precisos" y en todo momento "georeferenciados".

La empresa suiza que ha proporcionado los equipos, Geopraevent, ha puesto en marcha más de 190 proyectos y en la actualidad tiene más de 70 sistemas operativos, muchos de ellos en entornos de alta montaña. Entre ellos, en una de las cumbres míticas de los Alpes suizos, el Zermatt, en las montañas del Gran Sasso, en la región italiana de Abruzzo, o en la región noruega de Hombuktura.

Dispositivo para provocar aludes controlados en la vertiente francesa del Portalet.
Geopraevent

Al mismo tiempo, la Agrupación Europea de Cooperación Territorial (AECT) Espacio Portalet ha apostado por el denominado sistema O’Bellx para provocar avalanchas controladas. Este sistema se ha instalado con ayuda de un helicóptero y permite lanzar 28 cargas explosivas. "Se producen con una mezcla de hidrógeno y oxígeno, que no es contaminante, para impedir una acumulación excesiva de nieve, lo que permite una purga controlada y continua en función de las condiciones nivometeorológicas", apunta.

Santiago Fábregas incide en que no harán falta más de quince disparos por temporada, por lo que disponen de un colchón suficiente. Este dispositivo es portátil, por lo que se despliega en invierno en el punto exacto que se necesita con la citada ayuda del helicóptero, sobre un mástil de cuatro metros. "Cuando termine el invierno, el O’Bellx se guardará en nuestras instalaciones para evitar su deterioro y el impacto visual en la montaña y proceder a su recarga", asevera.

Este sistema consiste en un gran cono de 530 kilos que preserva las cargas y que se coloca sobre una pilona de acero galvanizado y raíles-guía de acero inoxidable. Su alta capacidad permite disparar cada trece segundos y, en el caso de haber más unidades en la misma área montañosa, hacerlo de manera sincronizada.

A este respecto, el consejero de Vertebración del Territorio, José Luis Soro, destaca las inversiones de los últimos años para mantener los pasos transfronterizos abiertos con seguridad. "Los datos demuestran que cada temporada se cierran menos días. En el invierno de 2017-2018 fue necesario hacerlo 17 días y en el del año pasado, se redujo a tan solo 7", puntualiza.

Soro indica que los nuevos dispositivos se suman a la red de cámaras web instaladas a lo largo de la carretera, las galerías contra avalanchas, las vallas antiventisqueros y las estaciones meteorológicas. Además, recordó que en Portalet hay una pala cargadora y en el centro invernal transfronterizo, otras dos máquinas francesas, una fresadora y una quitanieves con alas que barre más de siete metros.

Etiquetas