solidaridad

La comunidad china se vuelca con Aragón y entrega más de 20.000 mascarillas y guantes

La Asociación de Amistad de España y China encargó hace diez días material de protección a una fábrica de Yiwu y movilizó a sus compatriotas para ampliar la donación.

La comunidad china se ha volcado con Aragón en la lucha contra la pandemia. La Asociación de Desarrollo de la Amistad y Cooperación de España y China entregó este lunes a las autoridades 15.123 mascarillas, 5.544 pares de guantes y 1.254 botes de alcohol y gel desinfectantes para evitar que los sanitarios y los policías se contagien. Este material se suma al millar de mascarillas que donó el domingo la Asociación de Chinos de Ultramar en Zaragoza en la Jefatura Superior de Policía.

El presidente de la entidad, Xinte Wang, asegura a este diario que hace diez días decidieron encargar 10.000 mascarillas a una empresa de la ciudad de Yiwu ante el agravamiento de la situación en Italia y la creencia, confirmada ahora, de que el número de afectados se iba a disparar también aquí. "Tuvimos suerte, porque el avión llegó el domingo por la mañana y pudimos ir al aeropuerto de Barcelona a buscarlas. Había que ir rápido porque ya se había decretado el Estado de alarma e iba a haber severas restricciones a los viajes, como así ha sido", recuerda.

Dos voluntarios, Wei y Xu, se trasladaron a las dos de la tarde en un coche a la terminal de El Prat, mientras otros ocho miembros de la asociación se subieron a sus vehículos para recorrer toda la capital aragonesa con el fin de recoger material sanitario de protección. Con antelación, Xinte Wang y su equipo se pusieron en contacto con sus compatriotas e iniciaron, deprisa y corriendo, una cadena logística de solidaridad antes de que se instaurara el confinamiento.

El presidente de esta asociación nacional destaca que la comunidad china no escatimó en su respuesta y entregó miles de mascarillas, guantes, botes de desinfectantes y hasta 45 batas para la protección de los sanitarios y policías que están en la primera línea de lucha contra el coronavirus. "Les dijimos a todos que cogieran lo que tuvieran en casa y en sus tiendas, que están cerradas, para donarlas al pueblo aragonés que nos ha acogido y del que formamos parte", dice.

Voluntarios de la Asociación de Amistad de España y China con las cajas con mascarillas HA

Un dispositivo de diez horas

Esta labor de recogida se alargó diez horas, aunque hubo un vecino chino de Sariñena que cogió el coche a las ocho y media de la tarde para llevar al local de la asociación, en el barrio de La Jota, los botes de gel desinfectante que tenía en su comercio. "Me dijo que no podía venderlos en estos momentos y no encontraba mejor uso que donarlos", indica.

Con todo el material acopiado, Xinte Wang y otros siete ciudadanos chinos se subieron este lunes a los coches con la intención de entregarlo a las autoridades. La primera escala la hicieron en el hospital Clínico, donde dejaron una parte de los suministros, y después acudieron a la sede de la Consejería de Sanidad para depositar el grueso de las cajas. A sus puertas les esperaba el jefe de gabinete de la consejera, José Miguel Salas, al que le trasladaron un mensaje de "ánimo" de la comunidad china. Lo mismo hicieron después en el cuartel de la Policía Local y en la sede de la brigada de Seguridad Ciudadana de la Policía Nacional, en la comisaría de General Mayandía.

El presidente de la Asociación de Amistad España y China, que reside desde hace veinte años en Zaragoza, remarca que Aragón también es su "casa". "Somos chinos, pero también españoles y debemos estar todos unidos contra esta enfermedad. Si tenemos un problema, y este es muy grave, tenemos que colaborar", añade.

Xinte Wang destaca que solo quería que se difundiese la noticia de la donación de material sanitario de protección para que cundiera el ejemplo entre toda la población aragonesa. "Insisto, debemos responder toda la sociedad aragonesa", sentencia.

Etiquetas