La lista quirúrgica se dispara un 23% en enero, con 2.088 pacientes a la espera de una intervención

El plante de los anestesistas del Miguel Servet y la cancelación de operaciones en el hospital Clínico hacen repuntar las demoras

El Hospital Miguel Servet desarrolla la cirugía reconstructiva para evitar la amputación de las piernas

El año ha comenzado con mal pie para la lista de espera quirúrgica de Aragón. Según los datos publicados ayer por el Departamento de Sanidad, en enero había registrados en el sistema 2.088 pacientes que llevaban más de seis meses aguardando una intervención.

El plante de los anestesistas del Servet y la cancelación de operaciones en el Clínico han pasado factura a este registro, que se ha disparado en enero y ha reflejado un aumento del 23% con respecto al mes anterior.

Aunque Sanidad aseguró ayer que el aumento de la demora "está dentro de la tendencia habitual del primer mes del año" y que la subida es normal al tratarse de un periodo vacacional, las cifras evidencian que los resultados fueron bastante peores que los de estas mismas fechas en 2018.

Hay que recordar que mientras el año pasado el número de aragoneses en espera para entrar en quirófano subió en enero un 16%, en 2019 ha aumentado un 23% –392 enfermos más que en diciembre–.

Tanto responsables como profesionales sanitarios eran conscientes de la repercusión que tendría en las listas de espera el parón de actividad asistencial en el Clínico y en el Servet, los dos principales hospitales de la Comunidad aragonesa.

En el primero, la falta de anestesistas obligó a suspender al menos 45 operaciones en enero. Ante la falta de estos profesionales, se programaron durante todo el mes 13 quirófanos de mañana, tres menos de lo habitual.

Mientras, los anestesistas del Miguel Servet siguen sin hacer operaciones voluntarias en horario de tarde, ya que piden para ello un incremento salarial –reclaman cobrar 450 euros, 120 más que actualmente–. Esta jornada vespertina es la que se usa precisamente para reducir lista de espera.

La reducción de la actividad quirúrgica ha afectado especialmente a la especialidad de Traumatología, con 894 pacientes de más de seis meses en espera, cuando 2018 lo cerró con 739. De estas intervenciones pendientes, 405 son del Miguel Servet (en diciembre había 386). También Cirugía General y Digestivo, con 357 pacientes en espera, y Neurocirugía, con 311, vieron aumentar la cifra de pacientes en espera.

Etiquetas