Profesores de toda España optan a un millar de plazas en colegios e institutos de Aragón

Está abierto el concurso nacional de traslados de docentes. Los centros de Zaragoza y su entorno suelen ser los más solicitados.

Imagen de archivo de un centro aragonés.
Raquel Labodía

Miles de profesores en toda España están pendientes del concurso nacional de traslados. Cada dos años se convoca este concurso para los docentes que quieren cambiar de destino en su comunidad autónoma o en otra. En la última convocatoria de ámbito estatal, en 2017, consiguieron plaza en Aragón 1.182 maestros de Infantil y Primaria y profesores de Secundaria, enseñanzas artísticas, idiomas e inspección educativa. Ahora está abierto el concurso para el próximo curso, los interesados presentaron sus solicitudes en noviembre y se espera que en las próximas semanas se publiquen las adjudicaciones.

En el concurso nacional de traslados del curso 2016-17 participaron cerca de 100.000 docentes de Primaria y enseñanzas medias de toda España, de los que un tercio consiguieron plaza, según las estadísticas del Ministerio de Educación. En Aragón consiguieron plaza 825 maestros y 357 profesores de Secundaria, enseñanzas artística e idiomas. En los concursos nacionales se puede pedir traslado tanto en la propia comunidad como en otra. La mayoría de los que consiguieron plaza en Aragón procedían de otros centros aragoneses. Pero también vinieron docentes de otras comunidades autónomas: 142 (62 maestros de Infantil y Primaria, y 82 profesores de Secundaria). De estos, 85 llegaron a la provincia de Zaragoza, 47 a Huesca y 10 a Teruel.

Cualquier docente con al menos dos años de destino fijo puede optar al concurso nacional de traslados. El concurso se convocó en octubre y las solicitudes se presentaron en noviembre. Cada uno puede pedir hasta un máximo de 300 destinos. Pero los docentes eligen "a ciegas", sin saber qué vacantes va a haber. Cada comunidad autónoma fija las vacantes del siguiente curso teniendo en cuenta las jubilaciones, bajas y sus necesidades. El número de vacantes en Aragón en el actual concurso de traslados puede ser similar al de hace dos años: en torno al millar de plazas.

En los concursos de traslados se tienen en cuenta diferentes criterios: la experiencia, la permanencia en un centro, los estudios o los puestos "de difícil desempeño". Todos los docentes concurren en igualdad de condiciones a todas las plazas, aunque hay matices. "Hay algunas diferencias en la baremación según las comunidades. Nosotros pedimos que sean las mismas reglas de juego para todos. Estamos a favor de la movilidad nacional del cuerpo de docentes, pero con las mismas condiciones para todos. Desde CSIF reivindicamos homogeneidad en todo el Estado", afirma Alfonso Zafra, portavoz de CSIF Aragón. Por ejemplo, en Galicia puntúa la experiencia como interinos. Y en Castilla la Mancha se considera que cualquier destino a 50 kilómetros de la capital de provincia es un puesto "de difícil desempeño", lo cual puntúa para los traslados. CSIF critica que el requisito del idioma limita mucho las posibilidades de traslados de docentes a comunidades como Cataluña o País Vasco.

De Andalucía a Zaragoza

Los docentes de fuera que piden traslado a Aragón suelen proceder de las comunidades más cercanas, como La Rioja y Navarra. También hay profesores aragoneses que en su día aprobaron la oposición en otra comunidad y ahora quieren volver a Aragón. "Aprobé la oposición en La Rioja y estuve allí cuatro cursos muy a gusto. Fue una experiencia muy buena. Después la familia tiraba y decidí pedir el traslado a Aragón", cuenta Alfonso Zafra.

Otros vienen de más lejos. "Aprobé la plaza en Granada hace 15 años. Antes había estado en colegios aragoneses y en Valladolid. Siempre me ha gustado mucho moverme. De Andalucía me atrajo el clima y la apuesta por la jornada continua, que nos facilita mucho la formación de los profesores por las tardes y la conciliación familiar. Ahora vivo tranquila en un pueblo de Almería, Garrucha, y trabajo en el colegio de Palomares. Pero por motivos familiares ha llegado el momento de volver a Zaragoza", señala Sara Ester Rodríguez, maestra de Primaria con la especialidad de Música. Quiere volver a Zaragoza para darle más posibilidades de formación a su hija de 10 años, que estudia música en el conservatorio, y para estar más cerca de sus padres.

Ella presentó su solicitud de traslado con 300 posibles destinos y ahora está esperando la resolución del concurso. "La mayoría de la gente queremos colegios en Zaragoza o su entorno por la comodidad de los desplazamientos. A mí me gustan colegios pequeños y con jornada continua para poder atender por las tardes a mi hija. En los traslados también nos fijamos en los proyectos de innovación y en la ubicación de los centros", explica. Los primeros colegios de su lista son Ángel Escoriaza en la Cartuja, Julián Sanz Ibáñez en las Fuentes, Eugenio López en el Arrabal, Cortes de Aragón en el Actur y San José de Calasanz en San José.

Etiquetas