Lambán dice que no sabe qué es "el dichoso relator" y que la mesa de partidos "nace muerta"

El presidente de Aragón considera que "Sánchez sigue sorprendido en su buena fe por independentistas mentirosos".

Lambán dice que no sabe qué es "el dichoso relator" y que la mesa de partidos "nace muerta"
José Miguel Marco

Cataluña, Sánchez y el relator se adueñaron ayer del pleno de las Cortes. Había expectación por conocer de viva voz la opinión del presidente de Aragón, Javier Lambán; y el líder del PSOE-Aragón no defraudó. Manifestó que cree "sinceramente" que Pedro Sánchez sigue "sorprendido en su buena fe por unos independentistas que son congénitamente desleales y mentirosos". Tras confesar que no sabe qué es el "dichoso" relator, fue contundente y señaló que la mesa de partidos catalanes "nace muerta" y está "incompleta". Se mostró convencido de que no tendrá "ningún efecto" porque lo que desborde del ámbito estatutario corresponderá a una "decisión nacional", y será en ese ámbito en el que Aragón dejará clara su "militancia activa a favor de la Constitución y de la unidad de España".

Los partidos del centroderecha exigieron a Lambán claridad respecto a su opinión sobre la negociación del PSOE de Pedro Sánchez y los independentistas para sacar adelante los presupuestos del Estado. "¿Qué opina de que se pacten presupuestos en la cárcel en lugar de en el Congreso?", le espetó la portavoz de Ciudadanos, Susana Gaspar. No le gustó el tono al secretario general del PSOE-Aragón, que le replicó: "Qué gran candidata de Cs a la presidencia de la DGA hubiera sido usted", a sabiendas de que la diputada ya anunció que no seguirá liderando su partido y ya hay otros aspirantes que han confirmado que irán a primarias.

"El chantaje se ha consumado"

Más crítico que Gaspar se mostró el popular Luis María Beamonte, que recriminó a Javier Lambán que "el chantaje al presidente del Gobierno se ha consumado", y exigió al aragonés que aclare si está con la Constitución y con la unidad de España, o con Pedro Sánchez.

Lambán estuvo contundente pero algo incómodo con un debate que fue subiendo de tono, y que obligó a la presidenta de las Cortes, Violeta Barba, a intervenir para calmar a los parlamentarios más exaltados. En su réplica a Beamonte, contraatacó y le reprochó que carecía de "autoridad moral" para formular reproches cuando pertenece a un partido "que ha tenido que salir del Gobierno por corrupción".

Quizá la tensión emanaba del "miedo" que, según Beamonte, tienen los socialistas a tres meses de unas elecciones autonómicas y municipales que van a tener "bastante contenido nacional". El popular llegó a advertir al presidente del peligro real que, en su opinión, corren los socialistas: "Si no cambian las cosas, el futuro próximo de España se escribirá sin el PSOE".

La actitud de Sánchez con los separatistas se utilizó en la Cámara aragonesa para atacar a Lambán, aunque el barón aragonés siempre ha dejado clara su defensa de la unidad de España. Beamonte le reclamó que exija a Sánchez que "por dignidad, por sentido de Estado y por el bien de todos los españoles convoque elecciones generales".

Lambán aprovechó para afear a PP y Cs su cercanía a Vox por la convocatoria de la manifestación ‘Por una España unida, elecciones ya’ que se celebrará el domingo en Madrid. "Creo que uno de los problemas más grandes que tiene España es la falta de cooperación de los partidos constitucionalistas", les recriminó el presidente de Aragón, que instó a los partidos constitucionalistas a evitar alianzas de gobierno con los separatistas y la "extrema derecha" de Vox, dos fuerzas que "se retroalimentan". "No estoy orgulloso de los acuerdos que el PSOE pueda hacer con los separatistas. Estoy en las antípodas de los secesionistas. Y usted, ¿está orgulloso de las alianzas con Vox?", replicó a Luis María Beamonte.

La portavoz podemista Maru Díaz criticó a PP y Cs por la protesta del domingo, y al presidente aragonés, por intentar "torpedear" el proyecto de presupuestos que pactaron Sánchez y Pablo Iglesias. Y Lambán también se revolvió. "Lo que yo torpedeo, y de todas las formas que puedo, es la estrategia de los independentistas que se ha revelado a lo largo de la historia mentirosa, desleal y desdeñable", resaltó. Hizo, además, autocrítica al señalar que la izquierda lleva años "equivocada" al no reivindicar la Constitución y España, a sabiendas de que no se cumple en su caso.

Ni CHA ni el PAR quisieron entrar en el agrio debate en el que se enzarzaron los partidos a costa de Cataluña. Se centraron en hablar del proyecto de presupuestos y su afección en Aragón. Al fin y al cabo, de eso iba la comparecencia de Lambán, aunque no se respetó.

Etiquetas