Lambán rechaza el relator y confía en que Sánchez no ceda a "chantajes independentistas"

El presidente de Aragón advierte al Gobierno central de que "aprobar un presupuesto no justifica cesiones que pongan en cuestión la unidad de España".

Lambán rechaza el relator y confía en que Sánchez no ceda a "chantajes independentistas"
Efe

El relator, una suerte de notario que el Gobierno central quiere incluir en una mesa de partidos sobre Cataluña, desató este miércoles la tormenta política perfecta en Aragón. Solo Podemos, CHA e IU siguen abogando por el diálogo. Los demás partidos, PSOE incluido, salieron en tromba para expresar sus dudas sobre lo que la mayoría tacha de "chantaje" de los secesionistas al Ejecutivo de Pedro Sánchez. Incluso hay quien carga directamente contra este "moderador para negociar al margen de las instituciones".

El presidente de Aragón, Javier Lambán, fue uno de los primeros socialistas que cuestionó el polémico relator. "Aprobar un presupuesto no justifica cesiones que pongan en cuestión la Constitución, la unidad de España, el Estado de derecho ni la decencia", advirtió el mismo martes por la noche, a través de Twitter. Manifestó tajante, también, su convicción de que Pedro Sánchez "no cederá a chantajes de los independentistas, cáncer de la democracia con el que hay que acabar".

Por la tarde, Lambán asistió en Madrid a la presentación de un libro del exvicepresidente socialista Alfonso Guerra, que cargó con dureza contra el "desatino" por parte del Gobierno de entrar a negociar un relator como si España fuera Yemen, país que lleva años en guerra.

Con esa misma contundencia se manifestó el barón castellano-manchego Emiliano García-Page, que exigió que se convoque el Consejo de Política Federal del PSOE para estudiar la propuesta del relator que, bajo su punto de vista, alimenta una expectativa a largo plazo de que pueda haber una forma de referéndum cuando este es inviable.

El PSOE-Aragón optó, por el momento, por no sumarse a esta petición. Porque este miércoles fue un día de muchos nervios, de muchas llamadas a federaciones ‘amigas’ para comentar una estrategia nacional que la mayoría ve fallida y que puede condicionar, y mucho, los resultados electorales de las autonómicas y municipales del próximo mes de mayo. El portavoz del PSOE en las Cortes, Javier Sada, sí exigió al Gobierno que les explique "muy bien qué es el relator, porque es una figura que no entendemos". No surtieron efecto los intentos de la vicepresidenta, Carmen Calvo, de relativizar el alcance de esta figura, ni sus críticas a los socialistas díscolos que considera que están "desinformados". En el fondo, son muchos los que consideran que la inesperada enmienda a la totalidad de ERC_a los presupuestos del Estado ha pillado con el pie cambiado a Sánchez, y eso ha precipitado los hechos. Y los partidos de centroderecha no están dispuestos a dejar escapar este tropiezo.

La secretaria general del PP-Aragón, Mar Vaquero, exigió ayer a Lambán que defienda a todos los aragoneses frente a la "traición" y la "humillación" a la que el Gobierno de Sánchez arrastra a los españoles. "El cumplimiento de la ley y de la Constitución es el único marco legal que ha de aplicarse con los nacionalistas", subrayó, e insistió en que Lambán debe explicar en las Cortes qué le va a exigir a Sánchez".

Susana Gaspar, portavoz de Cs, consideró "intolerable que se nombre un mediador para negociar fuera de las instituciones" y exigió a Sánchez que deje de "vender España a trozos". También  Arturo Aliaga (PAR) rechazó el relator porque "compromete la imagen  internacional del Gobierno de España".

Solo la podemista Maru Díaz, Gregorio Briz (CHA) y Álvaro Sanz (IU) aplaudieron que Sánchez siga abogando por el diálogo. El más crítico con Lambán fue Sanz, que le acusó de alimentar las posiciones más reaccionarias. Díaz defendió que todo gesto orientado al diálogo y que permita tramitar los presupuestos "irá por buen camino". El diputado de CHA sí pidió "toda la transparencia posible y que cualquier acuerdo no afecte a la financiación y al autogobierno de Aragón".

PP, Cs y Vox irán a la manifestación

Los partidos aragoneses de centroderecha se preparan ya para asistir a la manifestación que se celebrará en Madrid para expresar la "repulsa" y el "rechazo" a la decisión del presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, de aceptar un "relator" en la mesa de partidos sobre Cataluña. A la concentración asistirá la dirección del PP-Aragón, con su presidente Luis María Beamonte, a la cabeza, y, a petición de los afiliados, el partido fletará autobuses. Beamonte pidió ayer, a través de Twitter, que cesen "los chantajes y las amenazas".

También tienen previsto asistir a la concentración de Madrid los diputados de Cs en las Cortes Susana Gaspar, Ramiro Domínguez y Javier Martínez, y Sara Fernández. Gaspar invitó a Lambán a acompañarles "si no entiende qué está haciendo Sánchez".

Aún tiene que decidir si se suma a la protesta el presidente del PAR, Arturo Aliaga, que recibió ayer la llamada telefónica del líder nacional del PP, Pablo Casado, para informarle sobre las manifestaciones. "El PAR no faltará para mostrar la defensa de la Constitución y el ordenamiento jurídico. Tiene que haber una respuesta contundente porque no se pueden abrir vías para negociar los presupuestos del Estado a cambio de chantajes", resaltó el aragonesista.

La dirección  de Vox Zaragoza se adhirió ayer a la convocatoria y está estudiando acciones a llevar a cabo en la capital aragonesa.

Etiquetas