Bajan las temperaturas y por fin llega la nieve

Existe riesgo de nevadas bajando de 700 a cualquier cota en el Pirineo y la Ibérica

El tiempo en Aragón este lunes, 21 de enero.
Aemet

La Agencia Estatal de Meteorología anuncia para hoy, lunes, en Aragón, un cielo nuboso con precipitaciones débiles en el Pirineo y sin descartar de manera aislada en la Ibérica y de nieve bajando de 700 metros a todas las cotas y poco nuboso en el resto de la comunidad con brumas y bancos de niebla matinales en el sur de Huesca.

Las temperaturas experimentarán un descenso y las mínimas se darán al final del día, con heladas en el Pirineo y la Ibérica, débiles en zonas bajas, exceptuando el valle del Ebro.

El viento soplará del noroeste, moderado en el Pirineo, valle del Ebro y mitad sur y flojo en el resto.

Por capitales de provincia las temperaturas oscilarán entre 1 grado bajo cero de mínima y 8 de máxima de Huesca, los -3 y 7 de Teruel y los 3 y 10 de Zaragoza.

Además, la Aemet prevé a nivel nacional un descenso de las temperaturas en la península, especialmente las mínimas, además de nevadas débiles a primeras horas de la mañana en zonas de montaña del extremo norte.

Se espera cielo nuboso con lluvias en el norte de Galicia, área cantábrica, alto Ebro y Pirineos, sin descartarlas en los sistemas Central e Ibérico; estas tenderán a remitir durante el día.

Nuboso con chubascos en Baleares, que podrían ser localmente fuertes en la primera mitad del día en Mallorca; probables precipitaciones en Melilla y norte de las islas Canarias de más relieve, sin descartarlas en puntos dispersos del litoral sudeste peninsular y del resto de Canarias.

Asimismo, estará nuboso o con intervalos nubosos en el resto de las mitades norte y este peninsulares, predominando el cielo poco nuboso en el cuadrante suroeste.

La cota de nieve en Galicia estará entre los 1.000/1.200 metros; en Pirineos, entre los 600/900; y en el resto del extremo norte y sistemas Central e Ibérico, entre los 800/1.000 metros.

Esta bajará a 500/700 metros, excepto en el Cantábrico occidental, y en Baleares la cota se podría quedar en 700/900 metros.

Las temperaturas experimentarán un descenso en la península, especialmente las mínimas, por lo que se esperan heladas en la mayor parte del interior peninsular, más intensas en zonas de montaña.

Predominio de vientos de componente norte en la península y Baleares, siendo fuertes en este archipiélago; fuerte del oeste en Melilla y alisios en Canarias.

Etiquetas