El Justicia pide que estudien los casos de familias que se quedan fuera de las becas de comedor

El Colegio Profesional de Trabajadores Sociales de Aragón denuncia que el actual sistema excluye a los hijos de padres en situación irregular y a los escolares que no tiene comedor en el centro.

Imagen de archivo de un comedor de Zaragoza.
Heraldo

El Justicia de Aragón ha reclamado al Departamento de Educación del Gobierno aragonés que lleve a cabo una “evaluación” de las incidencias con las becas de comedor que están teniendo lugar a lo largo de este curso 2018/2019, a través de los mecanismos con los que cuenta así como con la participación de las asociaciones de padres y madres y de otras que se considere oportuno.

Esta sugerencia del Justicia surge después de que el Colegio Profesional de Trabajo Social de Aragón y el Espacio de Información, Promoción y Defensa de los Servicios Sociales presentaran una queja por entender que el actual sistema deja fuera a los hijos de padres extranjeros en situación irregular y discrimina a aquellos alumnos que no tienen comedor en su centro.

El Justicia valora “positivamente” el diálogo social y la “capacidad de mejora” por parte de la Administración, como lo demuestra que algunas de las cuestiones planteadas por las entidades que promovieron la denuncia ya han sido tenidas en cuenta. “Valoramos los avances, pero consideramos que queda mucho por hacer en esta materia”, asegura esta institución en su resolución.

Para el Colegio Profesional de Trabajo Social, dos de los problemas que siguen pendientes de solucionarse es el hecho de que se excluya de la convocatoria a menores de origen extranjero cuyos padres o tutores legales estén tramitando el NIE (Número de Identidad de Extranjero) o que se siga pidiendo como comprobación de ingresos de la unidad familiar la renta de hace dos años. Aunque existe la posibilidad de que las familias en situación irregular puedan solicitar ayudas de urgencias o becas de comedor que ofrecen algunas comarcas o ayuntamientos, desde el Colegio de Trabajo Social se entiende que esta posibilidad “depende más de la política local y no tiene una cobertura territorial homogénea” y la DGA debería garantizar este servicio en todos los casos que lo necesitan.

Sobre que se pida pidiendo como requisito la renta de dos ejercicios anteriores, el Gobierno aragonés ha venido defendiendo ante esta crítica que no es legal ni administrativamente posible valorar la renta del año anterior porque no está cerrada en el momento de la convocatoria. No obstante, la agrupación de trabajadores sociales califica de “absolutamente anacrónica” esta situación en unos momentos en los que “la realidad laboral de un trabajador puede cambiar rápidamente”.

Colegios sin comedores

Otro punto sobre el que llama la atención el Justicia es la situación de aquellos menores que cumpliendo los requisitos para acceder a una beca no tengan comedor en el colegio que se les ha asignado. Para el Colegio Profesional de Trabajadores Sociales, aunque la posibilidad de que estos escolares puedan recibir una ayuda en metálico esté contemplada en la convocatoria no se recoge “cómo debe proceder una familia que quiera acogerse a ella y no está arbitrada como tal”, han explicado fuentes de la vocalía de servicios sociales de esta organización.

Desde esta entidad se ha señalado que no tienen datos concretos ni estimativos sobre cuántos escolares pueden quedarse fuera del actual sistema de becas ya que hay casuísticas muy variadas y alumnos que se matriculan en los colegios fuera de plazo cuando la convocatoria ya está cerrada. Cerca de 12.000 niños en Aragón tienen derecho a estas ayudas.

Etiquetas